Todavía quedan cerca de 500.000 adultos vulnerables sin vacunar


CAUTIVAS. De 1.361.032 personas de 50 años y más, aún resta inmunizar contra el Covid-19 a 483.579. Son foco de rebrote. STAND BY. Aún no hay nada oficial sobre el plan de llegar casa por casa o instalar puestos de inoculación en los mercados.

Una porción importante del grupo poblacional considerado de mayor riesgo ante el Covid-19 sigue distante o reacio todavía a recibir el inmunizante contra este mal.

Las vacunas disponibles para los adultos de 50 años en adelante hay suficiente; incluso se prevé más arribo de la plataforma AstraZeneca, que se está inoculando exclusivamente a ese segmento poblacional.

De las 1.361.032 personas de 50 años y más que hay en Paraguay, de acuerdo con la proyección del Instituto Nacional de Estadísticas (INE), 877.453 (64,5%) ya recibieron al menos una dosis.

En tanto que 483.579 adultos de esa franja etaria (35,5%) no tuvieron la oportunidad o no quieren literalmente vacunarse y se convierten así en foco de potencial rebrote del virus. Es más, de las personas inscriptas en www.vacunate.gov.py y que todavía no se inmunizaron, los adultos de 50 para arriba apenas superan el 16% del total de 291.061 registrados sin vacunar.

El Ministerio de Salud Pública (MSP) tiene previsto vacunar contra el Covid-19 a por lo menos 80% de la población objetivo –de 20 años para arriba– que asciende a 4.576.149 habitantes y de los cuales, hasta el momento, 2.436.651 personas recibieron al menos una dosis. Esto representa el 53% de la meta propuesta.

Si se pone en consideración el porcentaje mínimo al cual se espera llegar para finales de este año, 3.660.919 personas, resta llegar a 1.224.268 pendientes de vacunación en el último trimestre del 2021.

De esa meta mínima, 211.374 son adultos de 50 años y más a los que se propone inmunizar Salud antes de que termine el año.

IMPOSIBILIDAD Y PREJUICIO

Existen dos barreras que limitan la concurrencia de los adultos mayores a los centros de inoculación. Por un lado, la imposibilidad de trasladarse hasta el vacunatorio más cercano y, por otro, el factor cultural del rechazo hacia las vacunas; en particular, de los biológicos contra el Covid. Esto último responde a la andanada de desinformación alimentada por las noticias falsas (fake news), que se comparten a través de las redes sociales, especialmente, por WhatsApp.

Sin mencionar a los casi 500.000 adultos de 50 años en adelante que todavía no se vacunaron, existe una cantidad importante de personas de esa edad que están registradas en el portal web de Vacunate, pero aún no se aplicaron su primera dosis.

De acuerdo con datos a los que accedió ÚH, el 27 de agosto pasado, había 79.831 adultos que pese a que ya tuvieron oportunidad de inmunizarse aún no lo hicieron. Esto supone el 16,5% de las poco más de 291.000 personas inscriptas en dicha plataforma digital y que están pendientes de colocarse el antígeno.

Si bien la mencionada cifra de adultos registrados sin vacunarse no está actualizada, se puede colegir que habría bajado un poco, ya que hace un par de semanas se reactivó la vacunación con el llamado a los de 19 años y los adultos de 50 años y más.

“BARRIDO” EN ESPERA

Frente a los indiscutibles déficits para acceder al inmunizante, por parte de los adultos en edad de riesgo, desde la cartera sanitaria aún no se puso en marcha –al menos de manera oficial– el famoso “barrido” anunciado para este mes de setiembre.

Actualmente se cuenta con casi 300.000 dosis de AstraZeneca para llevar a la práctica esta estrategia de llegada que fue puesta en el tapete por el propio ministro de Salud, Julio Borba, y el director del Programa Ampliado de Inmunizaciones (PAI), Héctor Castro.

Dicha cantidad de biológicos alcanzaría para inocular a ese 80% de la población, en el segmento de los adultos en edad vulnerable, al cual se propusieron llegar desde Salud.

De momento, sigue en remojo el plan de instalar vacunatorios móviles en las puertas de los supermercados y acceso de los principales mercados –como el Mercado 4 y el Abasto– para, primero tratar de convencer a la gente y, después, que accedan a vacunarse.

ultimahora

Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *