Qatar prohibirá el ingreso a aficionados no vacunados en el Mundial 2022 y planea conseguir un millón de dosis contra el coronavirus


Así lo anunció el primer ministro, el jeque Khaled ben Khalifa al-Thani, quien explicó que a los estadios solo podrán ingresar personas que estén completamente inoculadas contra el coronavirus

Doha busca obtener un millón de dosis de vacunas contra el coronavirus para los aficionados que asistirán al Mundial 2022 organizado en Qatar, indicó este domingo la agencia oficial QNA. El certamen que reúne a las mejores selecciones del planeta comenzará el 21 de noviembre de 2022 y la gran final será el 18 de diciembre.

“Debido a la posibilidad de que algunos países no puedan vacunar a todos sus ciudadanos (…), estamos en negociaciones con una empresa para que nos suministre un millón de dosis”, declaró el primer ministro, el jeque Khaled ben Khalifa al-Thani, sin precisar el nombre del laboratorio, según QNA. “Qatar no autorizará a los aficionados que no estén completamente vacunados a entrar en sus estadios”, añadió, precisando que el objetivo de las autoridades es “proteger a ciudadanos y residentes, vacunando a algunos de los que vengan a Qatar para el Mundial”.

El rico emirato del Golfo ha reducido progresivamente las restricciones sanitarias en vigor en favor de una campaña de vacunación masiva. Según el primer ministro, más del 70% de los 2,75 millones de habitantes recibieron al menos una dosis. Desde el inicio de la pandemia, Qatar tuvo 220.800 casos, con 583 muertes.

En abril, el ministro de Relaciones Exteriores, Mohammed ben Abderrahmane al-Thani, había ya indicado que el país estaba en conversaciones con los productores de vacunas para asegurar que todos los aficionados que vengan a asistir al Mundial hayan sido vacunados contra el covid-19.

En febrero, Gianni Infantino, presidente de la FIFA, anunció que los partidos del Mundial 2022 se jugarán en estadios llenos: “Estoy muy, muy seguro de que (será) increíble, tendrá la misma magia, uniendo al mundo”, declaró entonces en una reunión virtual en Ginebra. El mandamás del fútbol aclaró en esa conferencia además que los jugadores de la Copa del Mundo no constituyen un grupo prioritario para las vacunas contra la enfermedad COVID-19, por lo que no existe un plan de suministrarles dosis contra el coronavirus a los jugadores.

Por otro lado, este domingo, la FIFA recibió una gran noticia y es que en un congreso extraordinario convocado por la Federación Noruega de Fútbol (NFF), 368 delegados votaron favorablemente a una moción que rechazó un boicot al Mundial, mientras que 121 defendieron la acción de protesta de no participar. De esta manera, pese a las denuncias que existen por las malas condiciones de trabajo que tienen los obreros migrantes que trabajan en las construcciones de los estadios de Qatar, Noruega no impulsará el boicot.

La votación era un momento muy esperado, ya que Noruega podía convertirse en el primer país del mundo en decidir no acudir al certamen. El resultado de este domingo hace que Erling Haaland, una de las superestrellas del momento, todavía conserve opciones de estar en la gran cita del fútbol del año que viene.

Ante la presión de aficionados y clubes indignados por las condiciones de los trabajadores migrantes y la situación de los Derechos Humanos en Qatar, la Federación Noruega de Fútbol (NFF) había decidido convocar este congreso extraordinario en línea para abordar este asunto delicado. “Un boicot supone dar la espalda a Qatar y a sus retos, y privarnos de la posibilidad de comprometernos para que haya mejoras”, declaró el presidente de la Federación Noruega, Terje Svendsen, en el inicio de los debates.

Noruega es cuarta en su grupo de las eliminatorias europeas al Mundial, por lo que está en cualquier caso lejos de estar clasificada, pero esta decisión permite a su selección seguir en la carrera.

infobae

Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *