Bajante del río afectará generación de energía, pero no el suministro


La bajante del río Paraná ocasiona una menor generación de energía eléctrica en Itaipú y Yacyretá. Estiman que la situación persistirá hasta noviembre, pero no afectará el suministro energético local.

La bajante del río Paraná que se registra actualmente ocasiona una menor generación de energía eléctrica en las centrales hidroeléctricas Itaipú y Yacyretá y, según los reportes hidrológicos, este panorama se prolongaría por varios meses hasta noviembre, aunque esta situación no generará racionamiento de energía ni afectará el suministro para el Paraguay, según refirió el ingeniero Leopoldo Melo, jefe del Departamento Técnico de Yacyretá.

Mientras varios medios brasileños plantean un eventual racionamiento energético en ese país, debido a la escasez de energía hidroeléctrica, que representa el 63,8% del potencial de producción de electricidad en Brasil, esa situación no afectaría al Paraguay, que tiene garantizada su cuota mínima de consumo, considerando que la energía excedente se brinda a los vecinos países, según dijo Melo.

“La producción de energía eléctrica va a mermar. En condiciones normales se debería generar aproximadamente 2.800 MW, pero a causa de la bajante del río Paraná se está generando entre 1.500 a 2.000 MW en Yacyretá”, mencionó el funcionario de la Entidad Binacional Yacyretá (EBY).

Melo mencionó que, según el pronóstico de los próximos meses, la situación hidrológica empeoraría y se tendría un nivel más bajo del caudal proveniente del norte, de Itaipú, y de otros ríos y afluentes como el Yguazú.

“Nuestra estimación, considerando la peor situación, es llegar a generar unos 1.000 MW. Esa cantidad de potencia no afecta al suministro del sistema paraguayo; es decir, a la ANDE, pero sí afectará al sistema del lado argentino, país que cuenta con varias centrales térmicas con una importante producción de gas. Esto también afectaría a Itaipú, central que va a bajar su generación de energía, pero tampoco se llegaría al extremo de tener que racionar la energía en el Paraguay, porque nuestro consumo sigue siendo bajo en las cantidades que tenemos disponibles. No se necesitará restringir energía para el país, porque nuestro excedente le damos a los otros países y vamos a dejar de darles en las peores situaciones y usaremos nuestra parte”, expuso el técnico de la EBY.

Un informe técnico de la EBY indica que la falta de precipitaciones afectaría la navegación comercial del Paraná, pero se garantizan los caudales mínimos ecológicos en el brazo Aña Cuá, como también los caudales de aguas para las tomas de riego.

Caudal hídrico tendría niveles muy bajos a la media histórica
La situación de los embalses aguas arriba de Itaipú y las previsiones climáticas actualizadas para el trimestre de junio a agosto indican que se esperan caudales afluentes muy bajos al embalse de la citada hidroeléctrica, estimándose valores entre el 40% y 60% del promedio histórico (1983-2020), revela un reporte técnico proveído por Itaipú.
El mismo informe señala que hasta el verano se espera un leve aumento de caudales afluentes, considerando la estacionalidad de las precipitaciones en la cuenca alta del río Paraná y el estado hidrológico desfavorable de la cuenca iría hasta el fin de 2021, donde se esperan más precipitaciones.

63,8% es la cifra que representa el potencial de producción de electricidad en Brasil que proviene de hidroeléctricas.

1.500 megavatios sería el promedio de producción energética, pese a la bajante del río, según técnicos de la EBY.

ultimahora

Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *