Habilitan parcialmente multiviaducto tras el pedido de los comerciantes


La primera parte ya había sido habilitada el año pasado permitiendo ingresar a la ciudad sobre la ruta PY02. Desde ayer los populosos barrios Ciudad Nueva y Don Bosco volvieron a conectarse.

Después de casi dos años los barrios Don Bosco y Ciudad Nueva volvieron a conectarse de manera directa gracias a la habilitación parcial del Multiviaducto del kilómetro 7. Comerciantes de la zona expresaron su desesperación por la drástica caída del movimiento comercial en la zona afectada como consecuencia de la ejecución de las obras. Muchos cerraron sus negocios, otros están sobreviviendo a duras penas y ya no tienen condiciones para aguantar más tiempo.

Unos 300 comerciantes organizados anunciaron una manifestación, pero fue desactivada luego de que la Itaipú autorizara la circulación. Hace unos 15 días hubo una reunión con los frentes y los técnicos de la empresa constructora y de la Binacional explicando la situación y efectivamente las obras aún no concluyeron. El miércoles, obreros de la empresa responsable de la obra retiraron los grandes bloques de cemento, permitiendo la circulación. “Cumpliendo el compromiso asumido con los frentistas y familias que residen en las adyacencias de la obra, la Itaipú Binacional tomó la determinación de habilitar parcialmente las interconexiones en el paso superior del multiviaducto de Ciudad del Este”, refiere un comunicado de la Entidad Binacional. Menciona que la medida permite la circulación directa entre las avenidas Julio César Riquelme y Perú para todo tipo de vehículo, en el sentido norte-sur y viceversa, lo cual redundará en el beneficio de los comerciantes y residentes de la zona.

PARCIAL. “La Entidad remarca que se trata de una habilitación parcial, debido a que aún quedan trabajos relacionados a seguridad y terminación. En ese sentido, puede observarse a obreros trabajando en las pistas, quienes están construyendo el cordón alto de hormigón, que constituye la base de las pantallas (revestimiento) que darán el toque final a la megaobra, entre otros”, agrega.

La decisión es una respuesta al pedido de los ciudadanos esteños y considerando la necesidad de los frentistas, los técnicos de la Dirección de Coordinación de Itaipú han extremado los esfuerzos para permitir la utilización parcial del mayor paso a desnivel del país, con base en los análisis y evaluaciones de los trabajos realizados en las últimas semanas. “Se aclara que, mientras duren los trabajos, la fluidez del tráfico podría verse afectada por actividades puntuales que la obra exija, en cuyo caso se solicita la atención a las señalizaciones que serán instaladas.

Vale recordar que el 9 de setiembre de 2020 fue concluida la primera fase de este proyecto y se habilitó la circulación sobre la renovada pista de la ruta PY02”, concluye el comunicado dirigido a la ciudadanía. Entre las obras que faltan se encuentran los cordones altos de hormigón, sobre los cuales irán asentadas las pantallas que constituyen el recubrimiento de los pilotes que hoy están a la vista, así como también estructuras de protección y seguridad que se están incorporando a las obras.

ultimahora

Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *