Caminos intransitables y cultivos dañados tras lluvias en Alto Paraná


Suman cuatro semanas de intensas precipitaciones que destruyeron los caminos vecinales en 22 distritos. La producción agrícola sufre los embates del agua, que ocasiona proliferación de plagas.

Con cuatro semanas de intensas precipitaciones, la totalidad de los caminos de tierra del Alto Paraná están destruidos. En muchos de los casos se debe recurrir al tractor para mover los camiones atascados en el barro. Un fuerte temporal caído en la noche del viernes en Santa Rita echó árboles y causó destrozos.
La Gobernación de Alto Paraná no da abasto para reparar los caminos. “Tenemos 22 distritos y desde todos los municipios piden apoyo. Pero contamos solamente con tres máquinas y de las lluvias no se puede hacer nada. Incluso, existen pedidos de ayuda en cascos urbanos de algunas municipalidades”, reveló el abogado José López, jefe de Transportes de la Gobernación del Alto Paraná.

Las previsiones indican que se registraría una semana más de lluvia en la región y los cultivos de soja ya están siendo afectados en el departamento, señaló el ingeniero Rubén Sanabria, referente de la Coordinadora Agrícola del Paraguay.

“Todos los caminos están destruidos. El mayor ejemplo es un camino que usan no solamente los agricultores en Puerto Indio. Allí se tienen 10 tractores trabajando para despejar la ruta. Están destrozados los caminos en el campo”, explicó el ingeniero Sanabria.

IMPACTO. Pero el problema vial es apenas una de las complicaciones que ocasionan las constantes y fuertes lluvias en el Alto Paraná, porque también está afectando a la producción por la proliferación de plagas y enfermedades, en los casos de cultivos extensivos, y la destrucción de la producción hortigranjera que no posee invernaderos.

“No se pueden todavía cuantificar las pérdidas, pero están empezando a tener incidencia. Lluvias aisladas de mucha frecuencia, de 80 a 100 milímetros en lapsos muy cortos. Como los cultivos tienen un sistema de plantío directo con curvas de nivel, el agua rompe las curvas, luego rompe todo, causa grandes estragos en grandes parcelas”, dijo el ingeniero Sanabria.

Las lluvias afectan también a las parcelas de soja que ya terminaron su ciclo. Con las constantes precipitaciones se pudren las vainas y los granos.

DESTROZOS. Santa Rita experimentó una torrencial lluvia con vientos al caer la noche del viernes, con el derribo de varios árboles y la anegación de algunos barrios con caudalosos raudales originados por la gran cantidad de agua caída durante más de media hora.

Los funcionarios de la Municipalidad de Santa Rita tuvieron que salir a despejar las calles apoyados por socorristas del Cuerpo de Bomberos, hasta altas horas de la noche, debido a que también fue afectado parte del tendido eléctrico y se exponía al peligro a la población.

ultimahora

Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *