Científicos descubrieron al «antepasado humano más antiguo»: una criatura marina microscópica y de cabeza gigante


Este animal sería el primer paso conocido en el camino evolutivo que condujo a los peces y luego a los seres humanos, de acuerdo a una investigación realizada en China

El Saccaorhytus, nombre que significa saco arrugado, era una criatura marina microscópica que medía cerca de un milímetro y, según los científicos, podría ser «el ascendiente más antiguo del ser humano», por lo que llevaría a una redefinición de los estudios sobre la evolución de los seres vivos en la Tierra.

Microfósiles identificados en la provincia china de Shaanxi por científicos de Alemania, Reino Unido y China indican que este animal podría haber vivido hace 540 millones de años y sería el ejemplo más primitivo de los llamados dueteróstomos, según consigna Nature Journal.

En este grupo se incluyen vertebrados como peces, anfibios, reptiles, aves, mamíferos y personas; así como equinodermos, como estrellas y erizos de mar.

Al parecer, Saccorhytus vivió durante el período cámbrico, un tiempo de experimentación evolutiva. Habitaba entre los granos de arena del fondo del mar y tenía un cuerpo simétrico cubierto bilateralmente con una piel fina y relativamente flexible. Esto sugiere que poseía algún tipo de musculatura para realizar movimientos contráctiles y serpentear.

Su cuerpo tenía estructuras cónicas para expulsar el agua que tragaba —en cuyo caso, se trataría del precursor de las branquias de los peces— y tenía una boca grande en comparación con el resto de su cuerpo.

Entre otras curiosidades, los científicos no han encontrado ninguna evidencia de que tuviera ano, algo que apunta a que evacuaba cualquier material de desecho por esa apertura.

«Saccorhytus ahora nos da una notable visión de las primeras etapas de la evolución de un grupo que llevó a los peces y, en última instancia, a nosotros», explicó el paleontólogo Degan Shu, de la Universidad del Noroeste de China, en declaración proporcionada a la Universidad de Cambridge.

Infobae

Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *