Lancha dejó de operar por falta de pasajeros


l servicio de lancha entre Encarnación-Posadas (Argentina) dejó de funcionar. El tren transfronterizo que realiza el mismo recorrido a través del viaducto internacional, atrajo a los pocos viajeros que utilizaban la lancha para trasponer la frontera.

Feliciano Aldana, dueño de la lancha “Marilyn”, decidió suspender el servicio debido a las pérdidas monetarias que le generan los recorridos. En principio, según anunció, será por 180 días, pero de no mediar respuestas a los reclamos del prestatario, la lancha dejaría de funcionar en forma definitiva.

Aldana aseguró que vienen trabajando a pérdida desde fines del año pasado. Reconoció que la puesta en funcionamiento del tren que une a las ciudades fronterizas provocó una merma considerable en la demanda, pero aseguró que el trato “discriminatorio” por parte de las autoridades argentinas también incidió para que bajara la demanda.

Pagan un canon extra si pretenden trabajar los fines de semana y feriados, mientras todas las balsas del interior trabajan sin problemas los sábados, domingos y feriados.

abc