EPP reaparece y amenaza con recrudecer violencia


El Ejército del Pueblo Paraguayo (EPP), que en la noche del miércoles ejecutó al matrimonio alemán Robert Natto y Érika Reiser, dueños de la estancia “Luisa Ganadera SA” de Yby Yaú, reapareció en la hacienda vecina “La Gringa”, de Azote’y. Los criminales actuaron en las narices de la Fuerza de Tarea Conjunta (FTC) y dejaron una nota en la entrada de la casa del administrador, en la que advirtieron que recrudecerá la violencia y repetirán los ataques si no pagan US$ 300.000 en efectivo. También reiteraron su exigencia de repartir carne en seis comunidades de Concepción y Asunción.

El “mensaje” del EPP fue dejado por los delincuentes el jueves de noche y reportado ayer de mañana, cerca del casco central de la estancia “La Gringa”, cuyo portón principal se encuentra a 20 kilómetros de la Ruta III, a la altura del kilómetro 384 del distrito de Azote’y.

El establecimiento incluso cuenta con un destacamento de la Fuerza de Tarea Conjunta (FTC), pero los uniformados ni siquiera detectaron a los terroristas, que llegaron tranquilamente hasta la casa del administrador.

La nueva aparición de los maleantes se registró en la finca vecina de la estancia “Luisa Ganadera SA”, cuyo casco a su vez está situado en el kilómetro 389, pero ya en el distrito de Azote’y, a cinco kilómetros de donde fueron ejecutados los dos alemanes dueños de la propiedad, cuando los del EPP pretendían hacerlos cruzar la ruta, en el kilómetro 394, durante las primeras 10 horas de su secuestro.

“Multa”

Según declaró ayer a la prensa el capataz Saúl González, quien por miedo presentó su renuncia inmediatamente después, la nota del EPP contiene mensajes de amenaza no solo para los propietarios de la finca, sino también a sus empleados.

Los dueños de la estancia “La Gringa” son los miembros de la familia del conocido empresario Osvaldo Domínguez Dibb. De hecho, el que maneja la propiedad es su hijo, el también conocido dirigente deportivo Cristian Domínguez Wilson Smith, quien figura como “secuestrable” de la gavilla.

Esta acción del EPP sería en respuesta al pronunciamiento público que hizo la familia Domínguez con relación a que no se someterían al chantaje del grupo criminal, que a través de una primera nota había exigido el pago de US$ 300.000 en concepto de “multa”, además de la distribución de carne de 10 cabezas de ganado vacuno en cada una de las seis comunidades, cuatro del departamento de Concepción y dos en Asunción.

El panfleto fue dejado el domingo 25 de enero último, cuando incendiaron dos maquinarias agrícolas en el retiro “Bonete” de la citada estancia, a 3.500 metros del retiro “Oviedo”, atacado el 30 de diciembre pasado, solo cinco días después de la liberación de Arlan Fick Bremm, quien permaneció 267 días en cautiverio.

En la ocasión, el EPP emplazó a Cristian Domínguez hasta el 6 de febrero próximo y, ahora, los secuestradores volvieron a advertir que en caso de incumplimiento actuarán severamente.

200 mil dólares

Ayer en su declaración, los peones confirmaron que los criminales pidieron 200 mil dólares a la pareja de alemanes.

abc