Paraguay podría ahorrar US$ 500 millones con la caída de los precios del petróleo


No hay un solo rincón en el mundo en el que no se esté hablando de los grandes y diversos impactos en materia económica de la brutal caída del precio del petróleo durante los últimos meses.

Las variaciones en la cotización del denominado “oro negro” ha divido a todos los países del globo en dos grupos, aquellos que pierden con el crudo y aquellos que ganan; dependiendo de su estatus de importador o exportador y su respectivo manejo macroeconómico.

Tomando como base el análisis realizado en diciembre pasado por The Wall Street Journal (WSJ), uno de los medios informativos más importantes a nivel mundial, la estimación realizada por el 5 Días Research indica que Paraguay podría contar con una ganancia potencial de aproximadamente US$ 500 millones (alrededor de 1,7% de su producto interno bruto) si los precios actuales se mantuvieran hasta más de la mitad de este año.

Claramente, la cifra significaría un ahorro importante para el país, igual a la mitad de los recursos obtenidos por medio de la última colocación de bonos soberanos en el mercado internacional, siempre y cuando los precios del crudo se traduzcan a sus productos derivados.

PRECIOS

Los precios tanto del petróleo Brent como el West Texas (WTI) han caído a mínimos de hace 5 años y se ubicaron entre 51 y 55 dólares por barril en lo que va de esta primera semana del año.

Esto debería de generar reacciones en cadena que impactarían tanto en el consumo de la población así como en la inflación, en la medida en que el mismo se vaya trasladando a todos los estratos del mercado.

Sin embargo, aunque la cotización internacional del crudo haya registrado esta caída de alrededor del 50%, los precios de los combustibles se han reducido apenas de forma mínima, considerada incluso hasta “burlesca” por parte de los consumidores de todo el mundo, según publicaciones de medios internacionales.

MERCORUR

Realizando un comparativo con los países del Mercosur utilizando los datos exactos del informe elaborado por The Wall Street Journal en diciembre pasado, -con los precios del petróleo en US$ 71,30 dólares por barril hasta bien entrada la segunda mitad del 2015-, Paraguay, además de formar parte del grupo de “ganadores” al ser importador neto, sería el país que obtendría mayores beneficios (ahorro) como porcentaje de su PIB.

Si el precio del crudo se hubiese mantenido en ese nivel, la ganancia del país como mínimo debería representar el 1,2% de la economía, al igual que Uruguay.

En tercer lugar se ubica Brasil con una ganancia de al menos 0,2% de su PIB, lo que se traduce en aproximadamente US$ 5.480 millones de ahorro mínimo, seguido de Argentina en donde el ahorro se ubica alrededor de apenas el 0,1% de su PIB.

Venezuela es por lejos el mayor perdedor tanto del bloque como de la región. Una baja diversificación de sus exportaciones, las cuales se concentran en los envíos del crudo, hace que el golpe sea mucho mayor, además de su mal manejo macroeconómico como señala otro respetado medio internacional.

Como mínimo, las pérdidas para el país de Nicolás Maduro ascienden a US$ 23.190 millones, representando el 10,2% de su producto interno bruto total.

5dias