El nuevo embajador de EEUU ante la OEA advirtió que exigirá democracia y derechos humanos a los países de la región


El cubanoestadounidense Frank O. Mora prometió ser “un administrador de los valores estadounidenses en el hemisferio y más allá”. El funcionario fue subsecretario para Latinoamérica en el Departamento de Defensa, uno de los cargos más altos dedicados al continente dentro del Pentágono

El profesor cubanoestadounidense de la Universidad Internacional de Florida (FIU) Frank O. Mora, elegido por el presidente de EE.UU., Joe Biden, como embajador ante la Organización de Estados Americanos (OEA), prometió ser un “administrador de valores estadounidenses como son la democracia y los derechos humanos”.

Mora, que trabajó en el Departamento de Defensa de EEUU y estudió en Perú y Costa Rica, dijo en un comunicado sentirse profundamente honrado con la nominación y expresó su gratitud por la “oportunidad” que le ofrece Biden para servir como embajador ante la OEA.

“Si se confirma (la nominación), prometo ser un administrador de valores estadounidenses como son la democracia y los derechos humanos en nuestro hemisferio y más allá”, agregó Mora, quien ejerció entre 2009 y 2013 como subsecretario para Latinoamérica en el Departamento de Defensa, uno de los cargos más altos dedicados al continente dentro del Pentágono.

“Estamos orgullosos de ver a Frank nominado para este puesto crítico en el hemisferio. Frank es alguien que entiende lo que es estar en el terreno y lidiando con las realidades del día a día en la región”, destacó el rector de la FIU, Mark B. Rosenberg.

Ahora, el Senado de Estados Unidos será el encargado de celebrar audiencias para evaluar las cualidades de Mora y tendrá, en última instancia, el poder de confirmarlo en el puesto.

Mora es actualmente profesor de política y de relaciones internacionales en la FIU, donde también realiza trabajos de investigación y ejerció como director del Centro de estudios para el Caribe y Latinoamérica (LACC). Antes de entrar a formar parte del claustro de profesores de esta institución, impartió clases de estrategia de seguridad nacional en el National War College y fue presidente del departamento de estudios internacionales del Rhodes College.

Durante su desempeño como subsecretario adjunto de defensa para el hemisferio occidental entre 2009 y 2013 ayudó a liderar la respuesta de Estados Unidos al devastador terremoto que sacudió en 2010 a Haití, que se cobró la vida de más de 300.000 personas y dejó 400.000 heridos y sin hogar a más de 1,5 millones de personas, agregó el comunicado de la FIU.

El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, nombró esta semana a dos cargos clave para la política exterior con relación a Latinoamérica y el Caribe, los cuales ahora el Senado debe confirmar.

De ser ratificado, Mora puede facilitar un mayor liderazgo de Washington en una región azotada por el covid-19 y sacudida por las recientes protestas en Cuba, el asesinato del presidente de Haití, la represión de opositores en Nicaragua y la crisis en Venezuela, además de oleadas migratorias, manifestaciones masivas y procesos electorales cuestionados.

La nominación de Mora a la OEA, una organización fracturada en los últimos años por la crisis venezolana, es vista como una señal del interés del gobierno de Biden en el resto del continente. “Pocos expertos en América Latina y el Caribe son tan respetados como Mora. Tiene un profundo conocimiento de la región, una impresionante experiencia en políticas y excelentes credenciales académicas. También tiene agudeza política”, opinó Michael Shifter, presidente del centro de reflexión Diálogo Interamericano.

“Será un jugador clave” en la OEA, aseguró a la AFP, subrayando que su nominación es “sabia y bienvenida” y, dada la conmoción en la región, “necesita ser confirmada lo antes posible”.

Otra nominación importante para la región, la del experimentado político Ken Salazar como embajador en México, fue tratada esta semana en el Comité de Relaciones Exteriores del Senado. Pero el panel presidido por el influyente senador demócrata Bob Menéndez no fijó fecha aún para votar la venia.

Nominado en junio por Biden, Salazar, exsecretario de Interior de Obama, tendrá la tarea de cultivar la hasta ahora fría relación con el mandatario mexicano Andrés Manuel López Obrador. “Es hora de crear un cambio transformador en la relación México-Estados Unidos marcando el comienzo de una nueva era de asociación con nuestro vecino del sur”, dijo durante la audiencia del miércoles.

Salazar, que al igual que Mora trabajó en la campaña presidencial de Biden para atraer al voto latino, se identifica como mexicano-estadounidense aunque sus antepasados fueron colonos españoles que fundaron Santa Fe, en el hoy estado estadounidense de Nuevo México, en el siglo XVI.

Con información de EFE y AFP
infobae

Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *