Día de la Mujer Paraguaya: el camino sigue siendo difícil, pero nada es imposible para las mujeres


Hoy 24 de febrero se celebra el Día de la Mujer Paraguaya, en conmemoración a aquellas mujeres que hace 154 años, en plena Gue­rra contra la Triple Alianza, decidieron donar sus joyas para ayudar a financiar los gas­tos que requería el Ejército Paraguayo, dejando todo para que el país pueda salir adelante.

Hace más de un siglo de esto y en Paraguay sigue la lucha para lograr que las mujeres puedan llegar a altos cargos y reivindicar su rol.

Gracias a una ley promulgada el 6 de diciembre de 1974 se esta­bleció el 24 de febrero como Día de la Mujer Paraguaya.

Mujeres que ocupan importantes cargos en nuestro país pero en distintos rubros, destacan que la situación para ellas sigue siendo difícil, pero a pesar de ello pueden lograr todo lo que se propongan.

“Sabemos sobrellevar distintos roles al mismo tiempo”
“Yo creo que avanzamos en los espacios, en tener protagonismo en todos los ámbitos de la vida, ya sea laboral, político y económico, que hemos demostrado que tenemos la capacidad y que estamos preparadas”, dijo en contacto con La Nación la ministra de Justicia, Cecilia Pérez.

Agregó que tal vez no tengan la misma capacidad que los hombres, pero saben sobrellevar los distintos roles al mismo tiempo.

“Nosotras estamos preparadas para muchas cosas; por ejemplo, el embarazo. Podemos ser mamás, esposas, tener una familia y esos roles no se dejan de lado porque una tiene otros cargos. Todo esto se suma al trabajo que una está llevando”, apuntó.

Indicó que se logró mucho a lo largo de los años, pero que aún falta mucho por hacer para reivindicar a la mujer paraguaya.

“Reclamos por tener restricciones en ciertos lugares por la maternidad, que es como una suerte de discriminación. La maternidad nos hace más responsables en el trabajo y tiene otro enfoque al de los hombres, porque tiene una carga emocional diferente”, sostuvo.

Dio como ejemplo a las mujeres privadas de libertad, quienes tienen menos reincidencia porque cuando caen presas pierden el control de sus familias y eso es muy doloroso. “Ellas dicen que no volverán al encierro”, apuntó.

La ministra destacó el valor de aquellas mujeres que durante la crisis por la pandemia se las ingeniaron para hacer ollas populares y de esta forma evitar que sus familias pasen hambre.

“Hasta el momento hemos accedido a muchos puestos, pero hay otros en el que sigue habiendo cierta resistencia. Como el Ministerio de Justicia, no soy la primera mujer ocupando este cargo; sin embargo, este es un ámbito de seguridad que se considera un cargo de hombre, por lo que sigue habiendo resistencia por ese pensamiento”, manifestó.

Ante esto, dijo que se tiene que romper ese tipo de pensamiento y demostrar que las mujeres pueden ocupar cualquier cargo, realizando las mismas labores que un hombre.

“Se tiene que erradicar eso de que las mujeres tenemos que hacer ciertos actos heroicos para demostrar que podemos hacer lo mismo”, concluyó.

“Las mujeres deben trabajar el doble para que las valoren”
Para la directora del Hospital Nacional de Itauguá, doctora Yolanda González, hoy las mujeres se reivindicaron y ocupan altos cargos, pero gracias a sus propios esfuerzos.

“Una trabaja el doble para que te valoren y para los hombres es mucho más fácil. Siempre me quejé de eso desde que era estudiante”, sostuvo.

Afirmó que para ella no fue impedimento luchar contra los hombres y que desde pequeña se puso metas para lograr sus objetivos.

“Yo siempre me puse metas para llegar donde estoy y competir en todos los espacios sin privilegios. Hace 20 años me decía que iba a ser directora y recién ahora lo soy, quiere decir que para cualquiera era más fácil, menos para una mujer”, dijo.

Destacó que las mujeres demostraron en los últimos años que se puede ocupar varios cargos y además ser madres, esposas e inclusive encargarse del hogar.

“La lucha siempre es muy fuerte. Para un varón es muy fácil venir a hacer oficina e irse a descansar, pero para las mujeres no es lo mismo, tiene que criar a sus hijos, alimentar a sus mascotas, ver todo lo que falta en la casa, hasta limpiar si es necesario. No es salir del trabajo y terminás”, explicó.

La profesional dejó un mensaje muy claro e importante para sus congéneres: “Que sí se puede llegar, que es cuestión de ponerse metas y no hay nada en absoluto que nos pueda detener. Nada es imposible para las mujeres, nada te imposibilita ser madre, esposa y profesional, se puede”, exclamó.

“Hoy tenemos voz y es la voz de mujeres valientes”
Por su parte, la exfiscal y exviceministra de protección de las mujeres, Liliana Zayas, se mostró muy contenta con los avances en la sociedad, especialmente en la visibilización de la violencia, ya que cada vez son más los que denuncian este tipo de actos.

“Veo un avance importante en la visibilización de la violencia contra las mujeres en la sociedad. Que ya sabe lo que es violencia de género, puede estar a favor o en contra, pero sabe su significado. Comprende que cuando hay una situación de violencia intrafamiliar tiene que llamar al 911, al 137, no lo tratan como una cuestión de pareja y no hay que meterse, como quizás años atrás se mencionaba”, comentó en contacto con nuestro medio.

Destacó que hay un progreso y “un compromiso de generaciones que vienen detrás mío y eso es sumamente alentador”. Agregó que igualmente hay que seguir trabajando en una educación de igualdad entre hombres y mujeres, desde la casa, el hogar y los distintos niveles del sistema de educación para desaprender la cultura del machismo.

“Cumplir con el principio de igualdad, eliminando los estereotipos que continúan asignando roles relacionados al género sobre la base de la desigualdad, con mandatos de cuidado y sumisión para las niñas y mujeres, y de violencia y deseo de propiedad sobre la mujer del hombre. Es importante alertar que donde haya desigualdad, habrá violencia”, ratificó.

Finalmente, Zayas resaltó que el compromiso debe ser de toda la ciudadanía, de no tolerar la violencia de género, de participar activamente denunciando estos hechos para llegar antes que sucedan, de comprender el fenómeno y circunstancias específicas que rodean a una mujer víctima de violencia.

“En el Día de la Mujer Paraguaya, mi mensaje es que no están solas. Hoy tenemos voz y es la voz de mujeres valientes que nos hicieron el camino para reivindicar nuestros derechos humanos y decir basta a la violencia contra las mujeres”, aseguró.

Liliana Zayas es abogada con especializaciones en violencia de género y DDHH de las mujeres, exfiscala delegada de la Unidad Especializada de Violencia Familiar del Ministerio Público y exviceministra de Protección de los Derechos de las Mujeres del Ministerio de la Mujer.

lanación

Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *