Reporte muestra a América Latina como una región más “e-conómica” y adaptada


“Economía 2021”ofrece un panorama de lo que acontecerá en las economías alrededor del mundo y en América Latina.
Con el propósito de brindar información global y regional sobre el gasto del consumidor, el comercio electrónico atado a la aceleración digital, así como también viajes y políticas económicas y de riesgo, Mastercard Economics Institute lanzó su reporte “Economía 2021”.
El estudio destaca un doble impacto por la desaceleración del turismo internacional y una caída en los flujos de remesas que afectarán el crecimiento; sobre todo para muchas de las pequeñas economías de la región posicionadas en el exterior.
Explica que, a medida que el mundo redirija a los turistas internacionales a destinos más locales, Centroamérica y el Caribe estarán muy expuestos a la caída del turismo internacional porque, históricamente, han tenido las mayores tasas de turismo en la región.
A su vez, las restricciones globales laborales impactarán a los trabajadores en el extranjero y las remesas que envían a sus casas. Específicamente, habrá reducciones de las remesas de trabajadores y familias en el exterior, que llegaron del 1.5 al 3% del PIB total. En el Caribe, el impacto es de doble dígito.
Comercio electrónico. Durante la crisis, el gasto en el comercio electrónico aumentó del 10 al 16%, aproximadamente, en su punto máximo, en comparación con sus niveles antes de la crisis. Si bien la adopción del comercio electrónico en América Latina y el Caribe es baja en comparación con otras regiones, se espera que entre el 20% y el 30% del aumento del comercio electrónico relacionado con Covid sea permanente en cuanto a su participación en el gasto minorista general.
En particular, la adopción de servicios financieros prestados a través de canales en línea y otros servicios digitales están creciendo en popularidad entre el grupo demográfico de menores ingresos, lo que probablemente persistirá durante 2021.
Inflación y gastos del consumidor. El informe también revela otro aspecto importante, el de la confianza del consumidor. Dice que sigue siendo débil debido a la elevada preocupación por el virus y la economía.
De allí que se aguarda que el crecimiento sea impulsado por el estímulo fiscal y la evolución del brote frente a las vacunas.
La inflación en la región se ha podido contener, pero persisten los focos de riesgo, particularmente en Brasil, ya que una mayor inflación sigue siendo un riesgo para el consumo en el 2021.
Desafíos de sostenibilidad fiscal en aumento. El ahorro y los enfoques fiscales varían entre países latinoamericanos creando diversos grados de riesgo y una pluralidad de resultados potenciales. La capacidad de una economía para continuar recuperándose en el 2021 dependerá en gran medida de que los gobiernos puedan proporcionar estímulos fiscales mientras se mantienen en el camino correcto para pagar su deuda a largo plazo,
“El 2020 nos puso a todos a prueba. Nos hemos vuelto más distanciados, hogareños y más digitales. Dimos un salto digital espectacular y vimos una gran fortaleza por parte de los pequeños negocios, consumidores y legisladores que buscaban mantenernos en el buen camino”, dice Brickiln Dwyer, economista en jefe de Mastercard.
Agrega que el 2021 no traerá de vuelta la vida antes del Covid, aunque con la distribución de la vacuna contra el virus prevista, hay garantías de una recuperación gradual, pero desigual, y marcada por los beneficios de adoptar experiencias digitales y de menor contacto.

Lanación

Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *