Los precios del tomate local tienden a normalizarse por la buena producción


La cosecha de tomate acelera su ritmo luego de adversidades climáticas que ralentizaron la terminación de su desarrollo. Ahora, con una mayor oferta de las hortalizas, también son beneficiados los consumidores finales, quienes en la última semana encontraron el producto a G. 8.700 el kilo, después de haber pagado más de G. 10.000 en los primeros días de setiembre.

De acuerdo al monitoreo de la Secretaría de Defensa del Consumidor y el Usuario (Sedeco), el valor del tomate bajó en los supermercados 18% con relación a los análisis realizados entre el 31 de agosto y 4 de setiembre. Es una de las hortalizas más sensibles al clima y a su vez uno de los ingredientes principales para la elaboración de comidas en los hogares paraguayos.

La misma tendencia a la baja se observó en el mercado mayorista, donde cada caja de 18 kilos llegó a venderse hasta por G. 140.000 en los primeros días del mes. Esta cotización se redujo gradualmente y se ubicó en promedio a G. 101.667 el viernes pasado, según el Servicio de Información de Mercados Agropecuarios del Ministerio de Agricultura y Ganadería.

A pesar de la insistencia de los importadores, el MAG decidió mantener la prohibición del ingreso de tomate extranjero para dar oportunidad a la producción nacional, que está recibiendo en promedio G. 5.000 por kilogramo en finca, aunque según los comerciantes del Mercado de Abasto, no se está abasteciendo ni a la mitad de la demanda local.

Sin embargo, el aumento de la cosecha de las últimas dos semanas ayudó a equilibrar los precios. El director de Comercialización del ente estatal, Aníbal Roa, explicó que los días de calor hicieron normalizar la producción hasta aportar cerca de 200 toneladas diarias de la hortaliza.

Se estima que la cotización mayorista debería mantenerse entre G. 80.000 y G. 100.000 cada caja.

ultimahora

Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *