Producción de granos espera positivo cierre de año


Productores de San Pedro se muestran satisfechos con sus rendimientos de maíz

Julio Gracietti, presidente de la empresa productora y desarrolladora de semillas Cadec S.A., expresó que la pandemia golpeó en gran manera a su sector, pese a que la actividad agrícola no se detuvo en todo este tiempo.

“La problemática de la pandemia frenó y dificultó con sus protocolos a la forma de trabajo que teníamos, pero pese a todo eso, la expectativa es bastante positiva para el cierre de año”, afirmó.

También expresó que el cierre de frontera ha sido un problema ya que la conectividad se dificulta, ya que el trabajo de genética en semillas no se pudo realizar por completo.

“Cerrar los contactos nuevos, ver la tecnología nueva y a la larga resaltan que también se verá afectado. La Cadec produce semillas de maíz, soja, y otras híbridas. Lo que se produce mayormente es la primera empresa encargada de genética de semillas que van al mercado de Brasil y también se distribuye locamente”, aseveró.

PROYECCIONES

En las perspectivas, Gracietti resaltó que esperan llegar al mercado de África y que en el punto de vista financiero no hay mucha problemática, pero si el precio de las commodities baja, sí afectará a todas las áreas.“El mercado de trigo y maíz no se pudo defender como se quería, se golpeó y se sentirá en estos meses. Todos los mercados están óptimos, comparado con el año 2019”, acotó.

A su vez, campesinos de la comunidad de Tacuatí de San Pedro se muestran contentos con los rendimientos de la cosecha de maíz que ya inició hace unos días. Comentan que están alcanzando los 5.000 kilos por hectárea y los precios están en 110 dólares por tonelada.

“Cultivé maíz en 20 hectáreas y ahora estoy cosechando de 5.000 a 6.000 kilos por hectárea, cuando el año pasado solo llegaba a 3.000 kilos. También presto mis maquinarias a mis vecinos para que puedan cosechar su producción, ya que todos somos parte de una asociación campesina llamada 12 de Junio. Logramos entre todos salir adelante y tener buenos ingresos gracias a nuestros cultivos y la ayuda de los menonitas de la zona, que son los que nos proveen los insumos, asesoramiento, capacitación y maquinarias”, dijo Aníbal Ibarrola, productor de la zona.

Destacó y agradeció la cooperación de los menonitas que tienen un silo llamado Ka’aguy Rory, en donde también los campesinos de la asociación venden sus granos.

“Tenemos apoyo de ellos en todos los sentidos, desde los insumos hasta la comercialización. Creemos que el trabajo del campo debe ser en conjunto para salir adelante; mientras más discriminación e individualismo haya, habrá menos progreso para los campesinos, al menos en las condiciones en las que estamos, en la que la ayuda del Estado es casi nula”, remató Ibarrola.

5dias

Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *