Insecticidas y repelentes no son suficientes sin la eliminación de criaderos


Los mosquitos Aedes aegypti crean cierta resistencia a uno de los componentes de los insecticidas, mientras que los espirales y repelentes solo ahuyentan a estos insectos. Por ese motivo, la Dra. María Teresa Barán, directora general del Senepa, reiteró que la única forma eficaz de luchar contra el dengue es eliminando los criaderos en todos los hogares y terrenos abandonados.

“El paraguayo sabe lo que es el dengue y cómo se transmite, pero no hemos logrado ese cambio de actitud. Saben que para evitar enfermarse deben eliminar criaderos”, lamentó la Dra. Barán en contacto con ABC FM 98.5. La titular del Senepa destacó que cada vez que hacen los recorridos las personas aseguran que sus casas están limpias, pero al ingresar encuentran “millones de criaderos”.

Consultada sobre qué insecticidas son más recomendables, señaló que hay muchos que poseen un compuesto que vuelve más resistente al Aedes aegypti, por ello desaconseja el uso indiscriminado de esos productos.

Asimismo, recomendó utilizar repelentes en aerosol, ya que pueden ser colocados directamente en lo piel y en la ropa. Acotó, sin embargo, que los espirales y repelentes solo ahuyentan a los mosquitos, no los eliminan.

Por tales motivos, reiteró que lo más eficaz es cortar el problema de raíz, desde la detección y la eliminación de criaderos de mosquitos. Un solo insecto puede poner de 400 a 600 huevos dispersos en varios objetos.

En otro momento, relató que en las mingas realizadas días atrás hallaron baldíos con tapitas de gaseosas, neumáticos y hasta un bidet, que se convirtieron en cuna para cientos de larvas. En ese sentido, acotó que el problema no es la maleza crecida en los terrenos abandonados, sino las basuras que se esconden y sirven de criaderos de mosquitos transmisores de enfermedades como el dengue.

Asimismo, señaló que hay muchas piscinas abandonadas que son “fábricas industriales del Aedes aegypti”. Debido a ello, ahora Senepa debe trabajar en conjunto con la Secretaría de Emergencia Nacional e ingresar con motobombas para desagotar piletas abandonadas.

Ayer, la Gobernación de Central declaró estado de emergencia en todo el departamento, ante la creciente epidemia de dengue que tiene su epicentro en esta zona. Hasta el momento hay cuatro personas fallecidas y en Central se detectan 1.700 casos sospechosos cada semana.

Las ciudades mayormente afectadas son Fernando de la Mora, Lambaré, Mariano Roque Alonso, Ñemby, San Lorenzo y Luque, mientras que en Asunción, prácticamente todas las zonas presentan casos, pero los barrios con mayor cantidad son: Loma Pyta, Obrero, San Pablo, Zeballos Cue, Ricardo Brugada y Santísima Trinidad.

abc

Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *