Lo que se viene para los vehículos eléctricos en el 2020


La prisa por electrificar el transporte se trasladará de China a Europa en 2020, a medida que los fabricantes de automóviles y los gobiernos trabajan para reducir las emisiones de carbono que conducen al calentamiento global, según un pronóstico de BloombergNEF, el principal servicio de investigación de Bloomberg LP sobre transición energética.

En el informe, “EVs and New Mobility: Trends to Watch in 2020” (Vehículos eléctricos y nueva movilidad: tendencias para observar en 2020″, los analistas de BNEF estiman que las compañías automotrices mundiales venderán alrededor de 2,5 millones de vehículos eléctricos de pasajeros este año, un 20% más que en 2019.

Si bien China continuará dominando el mercado mundial de automóviles eléctricos, la decisión del país de reducir los subsidios ayudará a mover el impulso de crecimiento hacia Europa. Los nuevos modelos de empresas como Volkswagen AG ayudarán a Europa a vender 800.000 autos eléctricos para fin de año, un 60% más que en 2019, según BNEF.

«El futuro a largo plazo es realmente brillante, pero a corto plazo esperamos que el crecimiento sea relativamente lento», asegura Colin McKerracher, analista de BloombergNEF. «Todavía se encuentra en medio de esta transición, de un mercado impulsado por subsidios directos a uno impulsado por una combinación de demanda real del consumidor y otros grandes mecanismos de política».

Cruciales para el despliegue son los continuos recortes de costos para las baterías de iones de litio. Los precios alcanzarán en promedio alrededor de US$135 por kilovatio/hora este año, alrededor de 13% más bajos que en 2019 y 89% más bajos que hace una década. Se producirá más recortes de costos a medida que aumente la escala de producción de baterías y el diseño de los paquetes de baterías se vuelva más eficiente.

Los conectores públicos para cargar autos eléctricos llegarán a 1,2 millones, en comparación con 880.000 en 2019, mientras los gobiernos y las compañías de energía trabajan para expandir la infraestructura vital. A medida que más y más automóviles se conecten a la red, será cada vez más importante para las empresas de servicios públicos y los gobiernos comprender cómo manejar los cambios asociados en la demanda de energía.

Este año también podrían darse pasos cruciales para la electrificación de aviones y barcos. Si bien los automóviles de pasajeros han sido relativamente fáciles de manejar con baterías, los viajes aéreos y marítimos son más complicados. A medida que aumenta la presión sobre las aerolíneas para reducir las emisiones, 2020 podría ver grandes inversiones en baterías y tecnologías híbridas que podrían ayudar a los aviones eléctricos a despegar.

infobae

Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *