Líderes de países del Amazonas acordaron medidas para proteger la selva y responder más rápidamente a las emergencias


Los presidentes Evo Morales, Iván Duque, Lenín Moreno y Martín Vizcarra se reunieron en la ciudad colombiana Leticia y propusieron vigilar la zona con satélites y coordinar los esfuerzos para evitar catástrofes. El mandatario Jair Bolsonaro participó a través de una videoconferencia

Un grupo de líderes de países con territorio amazónico acordó el viernes monitorear por satélite al mayor bosque tropical del mundo para responder más rápidamente a emergencias, en busca de evitar tragedias como los incendios que han consumido cientos de miles de hectáreas.

Los presidentes Evo Morales de Bolivia, Iván Duque de Colombia, Lenín Moreno de Ecuador y Martín Vizcarra de Perú, además del vicepresidente de Surinam, Michael Adhin, se dieron cita en el pueblo amazónica de Leticia, mientras sigue activo el fuego que preocupa a la comunidad internacional.

El mandatario de Brasil, Jair Bolsonaro, participó del encuentro a través de una videoconferencia y envió a su canciller, al que se sumó un ministro de Guyana.

«Estamos acá para coordinar acciones, para trabajar de la mano, para proteger nuestra Amazonía», dijo el colombiano Duque al instalar la reunión, que fue precedida por un ritual de una tribu indígena colombiana.

Los países amazónicos propusieron un sistema de vigilancia de la selva con satélites, la unificación y coordinación de esfuerzos para atender emergencias ocasionadas por los incendios y una mayor financiación con recursos propios y de la comunidad internacional, según el Gobierno de Colombia.

El presidente boliviano -después de Bolsonaro, el único de los reunidos que sufre incendios en su territorio amazónico- propuso incorporar al acuerdo al mandatario de Venezuela, Nicolás Maduro, que gobierna un país con una zona en el bosque tropical, pero no es reconocido por varias de las naciones que se reunieron en Colombia.

«Debemos entrar todos y todas sin exclusión, sin marginación. Las diferencias ideológicas deben pasar al segundo lugar, lo primero es el derecho de la madre tierra», dijo Morales.

La cifra récord de incendios que asolan la Amazonía, que proporciona el 20% de oxígeno del planeta y alberga a unos tres millones de especies de plantas y animales, ha causado indignación internacional debido a la importancia de la selva para el medio ambiente mundial y forzó al presidente brasileño a enviar militares para ayudar en la lucha contra el fuego.

La Amazonía, un 60% de la cual se encuentra en Brasil, es considerada un punto clave de biodiversidad en la que habitan aproximadamente un millón de indígenas de unas 500 tribus.

La densa selva absorbe una enorme cantidad del dióxido de carbono del mundo, un gas de efecto invernadero que se cree es el mayor factor detrás del cambio climático. Los científicos dicen que preservarla es vital para combatir el calentamiento global.

Los incendios en la Amazonía a menudo son provocados para despejar la tierra que después es usada para agricultura y ganadería.

El presidente francés, Emmanuel Macron, calificó los incendios como una emergencia internacional y de «ecocidio», y criticó al gobierno de Brasil, al que acusó de hacer poco para proteger la selva tropical.

«Tomamos una posición firme de defensa de nuestra soberanía y que esto sirva para que cada país pueda dentro de su tierra desarrollar la mejor política para la región amazónica y no permitir que esa política sea tratada por otros países», dijo Bolsonaro.

Por Luis Jaime Acosta (Reuters)

infobae

Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *