La caída de los títulos argentinos arrastra a toda la región


La contundente victoria del candidato opositor Alberto Fernández en las primarias en Argentina sacude los mercados este lunes

La bolsa mexicana perdía el lunes en línea con las caídas de las bolsas latinoamericanas y de Wall Street, arrastrada por la percepción de mayores riesgos geopolíticos y comerciales.

El peso y la bolsa mexicanos registraban caídas el lunes, lastrados por una creciente aversión al riesgo entre países emergentes provocada por un colapso en los mercados argentinos y persistentes temores sobre los efectos de una guerra comercial.

Analistas señalaron que el resultado de los comicios primarios en Argentina tumbaron a la moneda y la bolsa de ese país, debido a que las políticas económicas del opositor Alberto Fernández no son bien vistas por los inversionistas.

El referencial índice S&P/BMV IPC, integrado por las acciones de las 35 firmas más líquidas del mercado, bajaba un 1.11% a 39,971.30 puntos.

Fernández ha dicho que su gobierno no pagaría parte de los intereses de la deuda argentina para aumentar las pensiones, además de que planea volver a un régimen de control de capitales y que buscaría renegociar la deuda con el Fondo Monetario Internacional.

La moneda local cotizaba en 19.5505 por dólar, con un retroceso del 0.77% frente a las 19.4010 unidades del precio de referencia de Reuters del viernes.

Más temprano, el peso llegó a caer un 1.92% hasta las 19.7738 unidades, su peor nivel en más de dos meses.

En el mercado de deuda, el rendimiento del bono a 10 años descendía dos puntos base a 7.23%, mientras que la tasa a 20 años subía cinco, a 7.59%.

Analistas de Banorte dijeron que las tensas relaciones comerciales entre Estados Unidos y China, la discusión en torno al Brexit, las protestas en Hong Kong y las elecciones primarias en Argentina elevaron la aversión al riesgo a nivel global.

El proceso electoral en el país sudamericano, donde se registró un inesperado triunfo de la oposición, han contagiado a monedas y bolsas de la región, detallaron los especialistas.

El principal índice bursátil de Argentina caía más de 9% en la jornada, mientras que el peso de ese país cae más de 30%.

«Aunque no existe una relación estrecha entre la economía de Argentina y de México, la posibilidad de que Macri pierda las elecciones genera nerviosismo entre los participantes del mercado», dijo en un reporte Gabriela Siller, directora de análisis de Banco Base.

Malos datos económicos -que apuntan una posible recaída en recesión de Brasil – y el impacto de las elecciones primarias en Argentina golpeaban también este lunes a la Bolsa de Sao Paulo y al real frente al dólar.

Hacia las 10H40 (13H40 GMT), el índice Ibovespa cedía 2,22% y el dólar se cotizaba a 4,012 reales, frente a 3,941 al cierre del viernes, pasando por primera vez la barrera de los 4 reales desde el 29 de mayo.

Esas desvalorizaciones se deben a «una conjunción de factores. Pero lo que está pesando más es la cuestión internacional», dado que los datos internos ya eran esperados, dijo Alex Agostini, de Austin Rating.

El Banco Central (BCB) divulgó un índice de actividad económica (IBC-Br) que marca un retroceso de 0,13% en el segundo trimestre respecto al primero. De confirmarse ese dato cuando el instituto oficial de estadísticas IBGE publique los suyos a fin de mes, Brasil recaería técnicamente en recesión, definida como dos caídas trimestrales del PIB, pues en el primer trimestre registró una contracción de 0,2%.

La mayor potencia latinoamericana había sufrido una grave recesión en 2015-2016, seguida de dos años de débil crecimiento (1,1% tanto en 2017 como en 2018).

Las perspectivas para 2019 no paran de degradarse. Las expectativas del mercado son actualmente de un crecimiento de 0,81%, un tercio de lo que eran a inicios de año (en torno a 2,4%), cuando el mercado apostaba por una rápida implementación de las reformas promercado prometidas por el presidente Jair Bolsonaro.

Pero según Agostini, los inversores ya habían incorporado la posibilidad de un segundo trimestre negativo y lo que pesó en la apertura de los mercados fue la persistencia de la guerra comercial entre China y Estados Unidos y la derrota del presidente liberal Mauricio Macri en las primarias de Argentina.

Esa derrota abre la perspectiva de que el peronismo vuelva al poder en octubre, con Alberto Fernández en fórmula con la expresidenta Cristina Fernández de Kirchner.

De acuerdo con el consultor, «Macri no entregó lo que se esperaba y, lo que es peor, (el mercado teme) el retorno de Kirchner», cuya gestión (2007-2015) está identificada con políticas nacionalistas de centro-izquierda.

En Nueva York, las acciones estadounidenses caían por los títulos financieros, mientras los inversores evitaban apuestas riesgosas por temor a que la prolongada guerra comercial entre Estados Unidos y China empuje a la economía global a una recesión.

A las 1417 GMT, el Promedio Industrial Dow Jones caía 174,34 puntos, o un 0,65%, a 26.116,06 unidades; el índice S&P 500 cedía 20,08 puntos, o un 0,68%, a 2.898,57 unidades; y el Nasdaq Composite perdía 56,18 puntos, o un 0,75%, a 7.899,53 unidades.

Los tres principales índices del mercado cerraron con una baja marginal la semana pasada, culminando cinco días de altos volúmenes de operaciones marcados por fuertes oscilaciones, debido a los temores a que el desplome del yuan ampliara el ámbito de la guerra comercial e incluyera también a las monedas.

Durante el fin de semana, Goldman Sachs Group Inc dijo que el temor a que la guerra comercial entre Washington y Pekín lleve a una recesión está creciendo y ya no espera un acuerdo antes de las elecciones presidenciales de 2020 en Estados Unidos.

Las preocupaciones relacionadas con el comercio han sido un gran lastre para el S&P 500, que ha perdido un 3,7% desde el máximo histórico que tocó en julio.

Los inversores que buscan refugio en activos considerados seguros están impulsando al alza al yen, los precios de oro y los bonos del Tesoro estadounidense.

Diez de los 11 principales sectores del S&P operaban en rojo. El índice financiero lideraba los desplomes con una baja del 1,47%. El subsector bancario perdía un 2,01%, ya que el descenso del rendimiento de los bonos afectaba a los prestamistas, sensibles a las tasas de interés.

El denominado grupo FAANG -Facebook Inc, Amazon.com Inc, Apple, Netflix Inc y la matriz de Google, Alphabet Inc-, que ha liderado el avance del mercado este año, caía entre un 0,5% y un 1,5%.

infobae

Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *