Isla Paraíso, una invitación a la aventura


Un puente colgante construido por un poblador para salir del aislamiento se convirtió en un atractivo y nueva opción para el turismo de aventura en Yatytay, Itapúa. Está hecho con cabos de acero y madera sobre uno de los brazos del río Tembey y es visitado por cientos de personas.

YATYTAY, Itapúa
Cuando don Nimio Antonio Guerreño (47) llegó hasta la Municipalidad de Yatytay a pedir ayuda para construir un puente colgante que les permita a sus dos hijos llegar a la escuela ubicada en el barrio San Ramón de este distrito, no imaginó la repercusión que tendría, al punto de convertirse en un atractivo turístico que recibe visitas todos los días. La gente llega para ver, cruzar el puente y disfrutar de las aguas poco profundas del brazo del río Tembey que corren entre rocas y pequeñas cascadas.

Don Nimio, su esposa Mirta de la Luz Vera y sus dos hijos pequeños se instalaron hace dos meses en la pequeña isla de cuatro hectáreas ubicada en el medio del Tembey, un río que desemboca en el Paraná. Se caracteriza por su fondo rocoso y sus cristalinas aguas poco profundas.

“Vinimos a parar aquí porque no teníamos dónde ir a vivir después de perder nuestra vivienda porque el terreno donde estaba fue vendido a un particular”, comentó Nimio. Anteriormente habitaban en una casa ubicada en un predio perteneciente a un familiar, quien vendió el inmueble y tuvieron que desalojarlo.

“Primero vine yo solo hace seis meses a hacer las tareas de limpieza. Vi la necesidad de un puente para poder llegar hasta el pueblo, entonces fui a la Municipalidad a pedir que me ayuden con la compra de los cabos de acero”, refirió el poblador.

La Municipalidad le compró los cabos para construir el puente, que tiene unos 30 metros de extensión, y con ayuda de los vecinos logró instalar los elementos amarrados a unos árboles. En forma artesanal, con machete y serrucho, elaboró e instaló cada tablilla de la pasarela.

Comenzaron a venir los vecinos a ver el puente y a pasar el día en el río, luego llegaron desde Asunción y Ciudad del Este. “Ahora tenemos visitas todos los días y en especial los fines de semana”, dijo Nimio. El poblador montó una cantina atendida por su esposa y donde venden agua y golosinas a los visitantes.

Incógnita y proyectos

El intendente municipal de Yatytay, Paulo Saucedo (PLRA), señaló que están haciendo las gestiones para determinar si la isla donde se asentó Nimio Guerreño con su familia pertenece a Yatytay o al vecino distrito de San Rafael del Paraná, porque el río Tembey es un límite natural de ambos municipios.

“Una vez que tengamos visto este tema vamos a trabajar por declarar la isla como un parque municipal. Si pertenece a Yatytay lo declararemos parque, y si es compartido con San Rafael buscaremos la manera de convertirlo en un parque ecológico bi-municipal”, señaló.

Refirió que luego van a georreferenciar el lugar y subir a la página web del municipio y de la Senatur para quienes quieran ir a conocer esta maravilla de la naturaleza. Por ahora la municipalidad declarará el sitio como una zona de protección y nombrará a Nimio Guerreño como cuidador. Saucedo no descartó que en el futuro se cobre una suma simbólica como entrada, cuando exista infraestructura y servicios que ofrezca la comuna a los visitantes.

abc

Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *