Pesca para subsistencia


El Ministerio del Ambiente y Desarrollo Sostenible (Mades) advierte que la veda pesquera, que se inició ayer a nivel país y que se extiende hasta el 14 de diciembre para aguas compartidas con Argentina y hasta el 31 de enero de 2019 con el Brasil, contempla dos excepciones para este periodo: la pesca de subsistencia y la pesca de producción.

La de subsistencia está permitida. Es la que se realiza desde la ribera de los cauces hídricos por moradores o por quienes fijen domicilio permanente en las zonas ribereñas y es considerada una actividad para consumo diario familiar. Está prohibido comercializar las piezas capturadas. La normativa también exceptúa de la veda a la pesca de producción, que se realiza mediante la acuicultura. Solo se permite comercializar estas especies: tilapia, carpa, boga, pacú y carimbatá.

Darío Mandelburger, director de Biodiversidad del Mades, explicó que 35 fiscalizadores trabajan para castigar a las personas que violen la veda pesquera. Las multas oscilan entre G. 200 millones y G. 800 millones. También se prevén penas carcelarias de hasta 5 años.

Ventas van hasta el 11 noviembre

Los productos declarados en tiempo y forma por los pescadores podrán ser comercializados solamente hasta el 11 de noviembre, al solo efecto de agotar stock de los productos almacenados, advierten.

Los pescadores a nivel país invitan a los “amantes” a acercarse a los puestos a realizar sus compras a precios de oferta, de modo de ayudar a los vendedores a agotar el stock almacenado.

abc

Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *