Autos eléctricos: Kilovatios a kilómetros


Hace cinco años llegó a Paraguay el primer auto eléctrico. Marcó una nueva etapa, se conformó una asociación, se importaron más vehículos y hasta se crearon puestos de carga. Sobre su reseña y cómo funcionan, te invitamos a conocer en este material.

Anheló tanto ese auto que Humberto Galleano estuvo al pendiente de su lanzamiento todo ese año. Él quería específicamente un Chevrolet Volt, aquel que se lanzó en 2011 y el cual consiguió traer hasta Paraguay por importación en 2013. Fue así que se convirtió en el primer auto eléctrico que llegó al país. A casi cinco años de su llegada, hoy sigue en perfectas condiciones.

En el mundo hay cuatro tipos de coches eléctricos: el que es a batería, el híbrido enchufable y el de autonomía extendida. El de Galleano es este último.

“Es un coche que tiene un pequeño motor que sirve exclusivamente como generador para recargar la batería. Ese motorcito es térmico, eso significa que usa combustible”, explica él, orgulloso, detallando que el motor es a combustible y sirve para ir recargando la batería del auto cuando está en marcha. El tanque tiene 20 litros para unos 1.000 kilómetros.

El propietario invitó al equipo de Última Hora a dar una vuelta en su blanco, imponente y moderno móvil. En el interior, el aspecto en sí es tecnológico y cuenta con un tablero totalmente digitalizado. Por ejemplo, el nivel de la batería se va mostrando en un pequeño monitor, que marca cuando carga o pierde energía el motor.

“Voy acelerando y gasta la batería, suelto el acelerador y vuelve a cargar”, dijo, mientras apuntaba hacia el proceso en pantalla. Lo mismo pasa cuando pisa el freno.

El Chevrolet Volt importado era 0 kilómetro y, ni bien llegó, pronto tuvo seguidores. Fue así que al año siguiente, en 2014, se conformó el primer club, que más tarde pasó a ser la Asociación Paraguaya de Vehículos Eléctricos.

Te movés prácticamente gratis sin contaminar el medio ambiente. Javier

Con base en registros de Aduanas, en 2016 empezó a crecer la cantidad de coches de este tipo. En la actualidad hay aproximadamente 150 autos eléctricos que ingresaron por importación directa, según Javier Díaz, gerente general de Green Tech, empresa pionera de transportes eléctricos de Paraguay y América Latina.

“Esto va en aumento, tanto desde el sector de la ciudadanía como el empresarial”, afirmó el experto sobre el tema, quien al mismo tiempo reveló entusiasmado cómo fue su primer encuentro con el Chevrolet Volt de Galleano. Dijo que quedó encantado, tanto que se compró uno igual.

Por otra parte, en el ámbito público también se comenzó a dar el uso de este tipo de vehículos. La Itaipú Binacional entregó este mes seis vehículos a instituciones del Estado para promover la movilidad eléctrica.

Libre de mantenimientos

En octubre se cumplirán cinco años del día en que Humberto Galleano trajo su auto cero kilómetro (0 km) al país. No deja de hablar, impresionado, de su coche eléctrico, como si lo hubiera adquirido ayer.

Presumió de que a su auto eléctrico no lo lleva al taller porque no le hace falta. No necesita mantenimiento, solo un par de controles de tanto en tanto, ya que no tienen filtros, no tienen caja de cambio ni usan aceite, explicó.

Le puede interesar: La era de los autos eléctricos empieza en el mercado nacional

Según Javier Díaz, un coche así tiene el 70% menos de las partes que un auto a combustión, el cual es conocido por todos. No lanza humo, no contamina.

“La batería de ion de litio es lo que le da una autonomía de 6.000 cargas al auto. Significa que 6.000 veces uno puede enchufar para recargar la batería”, contó el dueño de la Volt 2011 y calculó una duración de 16 años exactamente. Pero dijo que, en su caso, podría durar más, unos 30 años quizás, como lo carga cada dos días. Entonces, el tiempo para la batería se prolonga más.

Esta semana se presentó oficialmente en el mercado paraguayo la marca china Baic (Beijing Automotive Industry Corporation), como la primera firma exclusivamente de vehículos eléctricos, mediante la cual estos coches serán más accesibles.

“Yo uso todos los días, pero solo por Asunción, y como la ciudad es pequeña, yo no uso toda la autonomía que debería tener para un día. Uso entre 25 o 30%, lo cual me sirve para dos días o más”, cuenta sobre su experiencia Galleano, quien no solo es un apasionado de autos eléctricos, sino del mundo fierro en sí.

Es naviero –además de ser artista– y en su colección cuenta con otros tipos de coches, hasta tiene una moto y una bicicleta eléctricas.

Los únicos que podían contar con autos eléctricos en Paraguay eran aquellas personas que podían conseguirlos a través de importación directa. Pero, hoy por hoy, el país ya cuenta con concesionarias que traen marcas para la venta local, lo cual posibilitará la oferta, sostuvo el gerente general de Green Tech.

Recargas: ¿Cómo y dónde?

Al Chevrolet Volt, por ejemplo, lo recargan desde un tomacorriente común de vivienda, porque tiene un motor eléctrico, pero también tiene otro más pequeño que se recarga con combustible, con el que se conservan los niveles de la batería durante la marcha.

Es decir, se puede cargar la batería del auto eléctrico con un cargador portátil desde un tomacorriente común de una casa.

También está la opción de hacerlo con cargadores intermedios, que son los que están instalados en los estacionamientos de lugares concurridos, como en el Shopping Villamorra y Mariscal López, en el Hotel Aloft y en el Hafs. También hay uno en San Bernardino.

Tiene un ahorro millonario. Posiblemente 45.000 dólares ya me ahorré. Humberto.

El cargador portátil, por lo general, tarda hasta seis horas en recargar; uno intermedio lo hace en un máximo de tres y hay uno último que es el ultra rápido y puede dejar la batería en 100% en solamente 15 minutos. De estos hay uno en la estación Petrobras del Shopping del Sol.

Todas estas ubicaciones son de la empresa Green Tech, pero Díaz aclara que no son los únicos. Especificó que a nivel país todavía no hay registros de todos los puestos. Por otra parte, dejó claro que el tiempo de recarga no depende del modelo de auto que uno tenga, sino que depende de la potencia en kilovatios que tenga el cargador.

“Las potencias altas generalmente son usadas para conectar ciudades, tienen que estar en las rutas. Los intermedios están colocados en estacionamiento público o privado, y el portátil debe estar en tu valijera para poder cargar en cualquier parte del planeta”, resumió.

Energía eléctrica local

A finales del año pasado, desde el Parque Tecnológico Itaipú se presentó un proyecto conocido como el de la Ruta Verde, que consiste en la instalación de cinco cargadores que funcionarán con paneles solares en un tramo internacional que va desde Asunción hasta Ciudad del Este, unos 350 kilómetros.

Sería la primera de América del Sur con estas características, pero la idea aún no se concretó.

Estos coches, además, no solo son sustentables, también son económicos. A Humberto Galleano, por ejemplo, hace cinco años le costaba G. 38.000 mensual el uso de la energía eléctrica de su casa. Hoy, el costo apenas se elevó a G. 50.000, relató.

Desde el punto de vista de Javier Díaz, estamos obligados –como paraguayos– a usar la energía limpia y renovable que produce nuestro país. “Te movés prácticamente gratis, sin contaminar el medio ambiente, utilizando la energía que se produce aquí”, agregó, y asimiló con mucha calma lo siguiente: “Los autos eléctricos ya no son del futuro, son del presente”.

ultimahora

Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *