Paraguay no podrá retirar toda su energía de Yacyretá antes de mediados del 2020


El paulatino despeje de la bruma politiquera que rodeó el hecho de la “energización de la línea de 500 kV” que une las estaciones de Villa Hayes, Ayolas y la hidroeléctrica de Yacyretá permite confirmar que la ANDE no podrá retirar el 50% que le pertenece a nuestro país en esta central antes de mediados del 2020.

La maniobra de distracción fue sostenida hasta por el aún presidente de la República Horacio Cartes, cuando el martes 24 del presente mes posteó en su cuenta de Twiter que la energización de la línea iba a permitir, desde ya, una inyección de potencia eléctrica adicional para el área metropolitana, que la necesita. Quiso adicionar “otra obra” a sus realizaciones.

¿Prueba definitiva?

La “energización” de esta línea, la prueba definitiva que permitiría a nuestro país disponer de toda su energía en Yacyretá, se produjo el martes 24 de este mes “a las 15:44”, según confirmaban desde las oficinas paraguayas de la entidad binacional.

Días antes, el sábado 21, el Ing. Ricardo Canese, especialista del sector energético nacional, en una nota que dirigió a nuestro diario, advertía que “el Gobierno de Cartes hizo la peor entrega en Yacyretá al no exigir que se conecte la línea de 500 kV que construyó con un altísimo costo entre Villa Hayes y Ayolas”.

El tendido, añadía, “llega hasta el pórtico de Yacyretá, pero le falta la conexión a las barras de Yacyretá, así como la adecuación de tales barras de salida de la central”.

Para demostrar que no se trataba de un simple descuido de los responsables, tanto de la ANDE como de la EBY, Canese enfatizaba que “al no adecuarse las barras de Yacyretá, el Paraguay no podrá retirar los 1.500 MW (1 MW = 1000 kW) que le corresponden por tratado, sino mucho menos. Es como haber hecho una autopista y continuar con el mismo tape po’i de antes, en un tramo brevísimo (desde el pórtico de llegada en la propia Yacyretá hasta sus barras de salida”, graficaba.

La versión oficial

Apuntábamos que el controvertido hecho, según la versión oficial de la EBY, se produjo el martes 24 de este mes, a las 15:44.

Añadía que “la energización” fue hecha a través de la Línea Paraguaya Nº 1 (LP1), “que se encuentra en servicio en 500 kV desde diciembre de 2014 entre la central hidroeléctrica Yacyretá y la estación de la ANDE de Ayolas”.

Sin embargo, en el siguiente párrafo, añade que… “paralelamente la EBY ha venido gestionando a solicitud de la ANDE la adecuación definitiva de la salida de la Línea Paraguaya N° 2 (LP2) para elevar el nivel de tensión de 220 kV a 500 kV, con una potencia nominal de 1732 MVA, contrato que se encuentra en ejecución entre la EBY el fabricante original consorcio japonés Mitsubishi-Toshiba, consistente en la ingeniera de detalle, fabricación, suministros de los equipamientos y supervisión, dentro del cronograma establecido con el fabricante”.

Luego de “justificar” la complejidad el trabajo en desarrollo, agrega que los mismos se iniciarán “entre los meses de enero y febrero de 2019” y su finalización en setiembre de ese año”.

El remate oficial, antes que entusiamar, alarma: “Con la adecuación definitiva de la salida de la LP2 de la central… a partir de setiembre de 2019, se podrá retirar el 100% de la potencia eléctrica que le corresponde al Paraguay”.

La actual administración paraguaya de la EBY corona su jugada con lo siguiente: “una vez puesto en servicio la LP2, se llevará a cabo la adecuación definitiva de la salida de la LP1, con cronograma de finalización para el año 2020”.

“Siempre se mintió”

El Ing. Axel Benítez, otro especialista del sector Energía, señalaba a nuestra redacción que esta respuesta oficial –de la EBY– solo está “admitiendo que las obras –el flamante electroducto– “no podrán retirar más energía eléctrica. Se sabía en el 2014 y siempre se mintió”.

Añadía que “no es lógico comenzar el tendido de la línea y no tramitar las adecuaciones en las SE GIS”.

“También me parce muy prolongado el plazo estipulado por los japoneses. La tecnología GIS, si bien es de punta, es de profusa utilización en los últimos 30 años. Itaipú la usa desde 1984”, destaca.

Comentó asimismo que actualmente en China se fabrica una estación de 2000 MVA en un plazo de un año”.

El 5 de mayo último, ABC Color publicaba declaraciones del Ing. Guillermo López Flores, exconsejo y exdirector de la EBY sobre el punto. “Nuestro bajo consumo de la energía producida por la CH Yacyretá fue consecuencia de la desidia de las autoridades, tanto de la ANDE como de la EBY”, decía.

“La ANDE construyó la línea de 500 kV central Yacyretá-estación de Ayolas en 2003, pero la condición de adecuar la barra durmió 10 años y nadie –ni ANDE ni la EBY– se preocupó por realizar esa tarea esencial”, apuntaba.

abc

Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *