Paraguay se ubica como sexto mayor cultivador genético del mundo


El Instituto de Biotecnología Agrícola (Inbio) informó ayer miércoles que Paraguay registra actualmente 3 millones de hectáreas cubiertas con cultivos genéticamente modificados, hecho que posiciona al país sudamericano entre los seis mayores productores del mundo que adopta esta tecnología.

La gerente general del laboratorio Inbio de nuestro país, Estela Ojeda, señaló que el dato fue divulgado por el Servicio Internacional para la Adquisición de Aplicaciones de Agrobiotecnología (Isaaa por sus siglas en inglés).

Explicó que Paraguay comparte la sexta ubicación con Pakistán y se encuentra por detrás de Estados Unidos, Brasil, Argentina, Canadá y la India. Completan el top 10, China, Sudáfrica, Bolivia y Uruguay, detalló.

De acuerdo al informe, el área de cultivos modificados genéticamente en todo el mundo aumentó un 3 por ciento o lo que es igual a 4,7 millones de hectáreas en 2017, siendo 189,8 millones de hectáreas el total cultivado en 24 países de todo el mundo.

Según explicó la profesional, el aumento se debe principalmente al incremento de las ganancias provocado por los elevados precios de las materias primas, la mayor demanda de los mercados, tanto locales como internacionales y la disponibilidad de semillas con nuevas tecnologías.

Sostuvo que a medida que más países en desarrollo aumentan el área cultivada con transgénicos y permiten que los agricultores adopten la biotecnología en la producción de alimentos, los pequeños productores perciben los efectos beneficiosos que esto implica.

Añadió que los países en desarrollo ahora totalizan el 53 por ciento del área de cultivos modificados mediante la aplicación de biotecnología en todo el mundo. En Paraguay es evidente el avance del modelo de agricultura genéticamente modificada, especialmente en campos fértiles de los departamentos de Alto Paraná, Canindeyú, Itapúa, Caaguazú, Misiones e incluso en la región chaqueña.

En los últimos años, la tierra destinada al agro negocio, especialmente a la plantación de soja, se duplicó hasta llegar al 94 por ciento de la tierra cultivable, mientras que la destinada a la agricultura familiar campesina se redujo a la mitad.

En el país, se tienen liberados 20 tipos de transgénicos diferentes, de algodón, soja y maíz, según datos oficiales de la Unión de Gremios de la Producción (UGP).

El Instituto de Biotecnología Agrícola es una asociación civil sin fines de lucro que tiene el propósito de impulsar el desarrollo de la investigación de la biotecnología en Paraguay y está integrado por productores, cooperativistas y exportadores.

Elpaís py

Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *