Lo que los padres deben saber para prevenir y tratar las picaduras de insectos


Para los niños, el verano trae el deleite de interminables horas al aire libre, disfrutando de la naturaleza en pleno florecimiento. Pero ese mundo natural incluye la vida de los insectos, algunos de los cuales muerden a los humanos, incluyendo a nuestros pequeños. Si bien la mayoría son inofensivos, hay varios problemas que pueden causar preocupación. Exploremos brevemente el mundo de las picaduras de insectos: cuándo preocuparse y cuándo no.

Prevención

La prevención es la mejor estrategia. Esto no significa que debas mantener a tu hijo en el interior (el juego al aire libre y la naturaleza son buenos para los niños), pero tomar algunas sencillas precauciones para evitar las picaduras será muy útil. La ropa larga (pero ligera) reducirá al mínimo la cantidad de piel expuesta a posibles insectos picadores, especialmente si se mete las perneras en los calcetines para evitar que los insectos suban por las piernas. Sombreros mosquiteros por encima de los carritos de bebé también puede ayudar.

Los repelentes de insectos son seguros y efectivos para niños mayores de 12 años. Aunque hay pruebas de que los repelentes “naturales” (como la citronela y otros aceites) tienen cierta eficacia, se han encontrado los mejores resultados en aquellos que contienen DEET o picaridina. DEET dura aproximadamente de dos a cinco horas (dependiendo de la concentración utilizada, y no necesita más del 30 por ciento). La picaridina dura aproximadamente de tres a ocho horas. Debes seguir cuidadosamente las instrucciones del embalaje para aplicarlo de forma segura y con los mejores resultados.

Es posible que escuches consejos sobre el uso de ajo, vitaminas, dispositivos ultrasónicos, pulseras repelentes y otras soluciones similares, pero ninguno de estos productos ha demostrado ser efectivo. Quédate con lo que funciona.

Reacciones a las mordeduras

La mayoría de los problemas que involucran picaduras de insectos tienen que ver con las reacciones a estas. Pueden variar desde un poco de enrojecimiento hasta reacciones alérgicas severas. Puede ser una sorpresa saber que los proveedores de servicios de salud, a menudo, no pueden decir qué tipo de insecto mordió a tu hijo en función de la apariencia de la mordedura. Incluso las picaduras de dos mosquitos de la misma especie pueden dar lugar a dos reacciones muy diferentes. Te sentirás aliviado o aliviada que, en la mayoría de los casos, saber qué insecto causó la picadura no es importante.

Por lo general, las reacciones consisten en pequeñas cantidades de enrojecimiento, hinchazón y picazón. Estos son inofensivos y, principalmente, molestos. A veces, en un fenómeno conocido como reacción local superior, el enrojecimiento y la hinchazón pueden ser de unos pocos centímetros de tamaño. Estos, a menudo, ocurren en las primeras horas después de una picadura, y la preocupación suele ser que esa mordida se haya infectado. Esto es poco probable, especialmente si pica. No es habitual que una infección se desarrolle tan rápido, y más si se disemina de manera uniforme en todas las direcciones de la zona afectada.

Estos pueden manejarse poniendo un poco de hielo, esteroides tópicos como hidrocortisona al 1 por ciento (disponible sin receta médica) y antihistamínicos orales, que pueden ayudar a reducir la picazón. La hinchazón y el enrojecimiento usualmente desaparecerán sin intervención en los siguientes tres o cuatro días.

Infecciones

Aún así, las infecciones ocurren, ya sea una infección bacteriana local o una infección transmitida por insectos. Las infecciones locales también se presentan con enrojecimiento e hinchazón, pero generalmente se desarrollan uno o dos días después de la picadura. Hay menos picazón, y puede haber una bolsa de pus (o drenaje de pus) presente, que es una señal de que hay una infección presente. También podría haber una veta de color rojo que se aleja del sitio de la picadura, en lugar de un círculo rojo alrededor de ese lugar. Cualquiera de estos debe ser evaluado por un profesional de la salud para juzgar si el tratamiento es necesario.

Luego hay infecciones que afectan a todo el cuerpo y que, a menudo, se transmiten a través de las mordeduras de insectos. Estos incluyen la enfermedad de Lyme, el virus Zika, Ehrlichiosis y otros. En su mayoría, la picadura de insectos no transmitirá estas enfermedades, así que no entres en pánico. Si bien estas enfermedades son inauditas, también son relativamente raras en comparación con las muchas picaduras que ocurren. Es poco habitual que la mayoría de los insectos alados transmitan enfermedades, por lo tanto, a menos que notes síntomas preocupantes, como fiebre, fatiga o una erupción cutánea inusual, es mejor no preocuparse por la mordedura de un insecto trivial normal y corriente.

Las garrapatas son algo diferente: no vuelan, pero se adhieren a la piel y pueden transmitir enfermedades como Lyme y otras. Afortunadamente, la mayoría de las enfermedades transmitidas por garrapatas necesitan una mayor cantidad de tiempo para transmitir: para algunas enfermedades, tan solo dos horas, y para otras, hasta 24, 72 o incluso 96 horas. Esto significa que el uso asiduo de repelente de insectos y las verificaciones frecuentes de garrapatas harán una gran diferencia en la prevención de enfermedades. Si se te ha “enganchado” una garrapata, quítala con mucho cuidado con unas pinzas. Encontrar y eliminar las garrapatas precozmente evitará que ocurra una infección. ¡Y nuevamente, recuerda que no todas las garrapatas transmiten enfermedades!

Cuándo llamar al pediatra

Llama a tu pediatra si tu hijo parece estar enfermo y no solo incómodo debido a la picazón de una picadura. Fiebre, fatiga, dolor en las articulaciones o una erupción inusual son buenas razones para llamar. La evaluación aún puede determinar que no hay nada serio a mano, pero cuando hay síntomas inusuales, la seguridad puede ser muy valiosa para los padres preocupados.

Infobae

Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>