El arañazo de un gato puede ser peligroso para niños


Si los niños aún son muy pequeños o tienen alguna deficiencia inmunológica hay que tener un cuidado especial con los gatos. Animales vagabundos o con pulgas pueden morder, arañar o lamer un sitio de piel lesionada y transmitir una enfermedad infecciosa.

El agente causante de la enfermedad es la bacteria Bartonella, que portan especialmente los gatos jóvenes.

En caso de una inmunodeficiencia, la enfermedad puede conducir a envenenamiento de la sangre o a un sangrado.

El primer signo de infección generalmente es una pústula que se desarrolla entre los primeros tres a catorce días en el arañazo o la lesión y que se puede confundir con una picadura de insecto.

En pocas semanas se hinchan los ganglios linfáticos y los niños pueden tener fiebre. Un análisis de sangre puede confirmar la infección con la bacteria Bartonella. La infección se trata luego con antibióticos.

abc

Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *