Superar la pobreza más allá del ingreso mensual


Si bien muchos paraguayos alcanzan e incluso superan niveles de ingresos que los quita del umbral de pobreza en las estadísticas, no siempre esto viene acompañado de mejoras en la calidad de vida de los mismos. Esto es lo que refleja la métrica paraguaya “Semáforo de la pobreza”, que unas 50 empresas ya vienen implementando para ayudar a sus empleados a superar deficiencias en distintas áreas, más allá del ingreso mensual que perciben.

Se estima oficialmente que las personas saltan la barrera de la pobreza cuando pueden sobrevivir con más de 114 dólares al mes, unos G. 630.000 por integrante de la casa. Sin embargo, ese ingreso está limitado básicamente a cubrir la alimentación y mínimamente otras necesidades de sus integrantes y poco influyen para mejorar la calidad de vida en medio ambiente, educación, salud financiera, motivación, vivienda entre otros.

Para dar respuesta a este sector de la población es que en el 2008 se implementó el “Semáforo de pobreza”, una encuesta que permite identificar áreas de riesgos de las personas y asignarles un color rojo, amarillo o verde, dependiendo el tipo de riesgo, lo que ayuda a focalizar acciones que permiten atenuar la situación de vulnerabilidad, detalló Luis Fernando Sanabria, gerente general de la Fundación Paraguaya, entidad creadora de dicha metodología.

Detalló que el Semáforo es una encuesta con un enfoque multidimensional organizada en seis áreas, donde las personas pueden identificar su realidad gráficamente, como el nivel sus ingresos y empleo, salud y medio ambiente, vivienda e infraestructura, educación y cultura, organización y participación e interioridad y motivación.

Según indicó Sanabria, a partir del 2013 esta métrica se extendió también a las empresas con el propósito de mejorar el clima laboral agregando valor a los colaboradores. Se utiliza la herramienta del semáforo, pero cada empresa promueve sus propias acciones y campañas de acuerdo a los resultados y la necesidad que lograron visualizar en la muestra, detalló.

Por ejemplo, la Asociación de Empresarios Cristianos (ADEC) promueve entre sus asociadas la aplicación de la encuesta con la campaña “Empresas sin pobreza”. A esta iniciativa están adheridas más de 30 empresas actualmente.

“A partir del diagnóstico obtenido las empresas comparten sus experiencias, trabajan y evalúan qué acciones pueden tomar por sí mismas para eventualmente organizarse y mejorar alguna situación. Hay muy buenas experiencias de nuestras asociadas en iniciativas que promovieron y donde se logró cambiar los indicadores de riegos, pasando de ‘rojo’ a ‘verde’”, dijo a su vez Juan Luis Ferreira, titular de ADEC.

Una de las experiencias más notables fue la aplicada por la empresa de limpieza “El Mejor”, que a partir del diagnóstico muchos de sus colaboradores que no habían culminado sus estudios primarios y/o secundarios, tuvieron la oportunidad dentro de la empresa de dar continuidad y terminar esos ciclos, a través de un convenio con el MEC, esto sin poner en riesgo el horario laboral, según precisó.

Mirta Galeano colaboradora de la empresa El Mejor, fue una de las beneficiarias del plan educativo que surgió a partir de su diagnóstico. La empresa percibió también que la misma no contaba con un baño moderno ni servicio de agua. A partir de esos datos, diseñaron una estrategia para ayudar a sus colaboradores en distintas áreas, y en el caso de Mirta, sus propios compañeros ayudaron para construcción de un baño moderno.

Otra experiencia que surgió a partir de la aplicación de la encuesta es el emprendimiento de microfranquicias, como la llevada a cabo por la empresa Las Tacuaras “Nutrihuevos”. La compañía puso en marcha un proyecto de microfranquicias buscando ayudar a sus empleados jefes de familias a emprender y mejorar sus ingresos.

Exportan metodología La métrica paraguaya ya se aplica actualmente en 23 países entre ellos Estados Unidos, México, Argentina, Sudáfrica, China o Sierra Leona, entre otros, según indicaron desde la Fundación. Con apoyo del Banco de Desarrollo de América Latina (CAF), la métrica se presentó ante líderes internacionales durante el Foro Económico Mundial en Davos, en Suiza en enero pasado. El citado organismo multilateral, también fomentó la aplicación en entidades públicas como el Ministerio de Justicia, la STP, Senavitat y el Ministerio de Trabajo.

Adicionalmente, más de 50 empresas utilizaron el Semáforo para mejorar el bienestar y condiciones de vida de más de 20.000 familias.

abc

Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *