Ganaderos de Francia con temor ante entrada de carne del Mercosur


La razón de su temor es el colosal acuerdo comercial en negociación entre la Unión Europea (UE) y el Mercosur, una de las regiones más competitivas del mundo en la producción y exportación de carne bovina cuya firma parece estar más cerca que nunca y de allí nace el temor de los productores franceses.

Cédric Mandin, ganadero de Sainte-Cécile, en el oeste de Francia, dijo que si el acuerdo se aprueba, nos encontraríamos en una situación insostenible, asegura este ganadero de 44 años, quien junto a su hermano François heredó hace 20 años la gestión de Le Moulinet, una explotación de 250 vacas nodrizas a 400 kilómetros de París. Hoy nos pagan entre 3,60 y 3,70 euros el kilo de carne, nos faltan unos 70 céntimos para cubrir nuestros costes de producción, explicó el ganadero con preocupación.

Dijo además que estos números ya un verdadero déficit. Si añadimos la carne sudamericana, todo ese volumen masivo dentro de Europa, corremos el riesgo de que los precios se derrumben, lamentó.

El sector bovino francés, el primero de Europa, atraviesa una profunda crisis en medio de una caída de los ingresos y un aumento del endeudamiento de los ganaderos. Llevamos cuatro años en crisis, cuatro años intentando todo para optimizar nuestros costes, hemos llegado a un punto en que no vemos qué más podríamos hacer, asevera Mandin.

Si los dos bloques alcanzan un acuerdo, al menos 70.000 toneladas de carne de res del Mercosur entrarían cada año a la UE con aranceles reducidos. Una cifra que podría aumentar, ya que es considerada insuficiente por el bloque sudamericano y aunque esta cuota equivale apenas al 1% del total de la producción europea y al 4,5% de la francesa, los ganaderos afirman que el mercado no puede absorber este aumento, que se sumaría a las 65.000 toneladas que la UE ya se comprometió a importar de Canadá con la firma del CETA, en un contexto de caída del consumo de carne en Europa.

Según los cálculos de Mandin, los precios de venta podrían caer un 10% y entre 25.000 a 30.000 empleos desaparecerían en el sector en Francia, finalizó.

Elpaís py

Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *