Responsabilidad del Indert en la crisis


La actual administración del Indert no tiene la culpa de la crisis que afecta a la colonia María Auxiliadora, pero sí tiene responsabilidad en buscar soluciones.

Los títulos de propiedad sobre cuatro mil hectáreas fueron expedidos por el instituto agrario. Aunque hayan pasado 30 años y prescripto los trámites administrativos y judiciales, el problema sigue.

Las tres partes involucradas en el conflicto: Indert, campesinos y la empresa propietaria deben encontrar un punto medio para destrabar la crisis.

A medida que pasan los días y los granos van madurando, la presión para cosechar irá en aumento; no faltarán pescadores en río revuelto con la intención de sacar provecho de la situación.

Es lo que está pasando precisamente en este momento con la aparición de políticos de la región ofreciendo solución a los afectados.

No faltan aquellos, como es el caso del gobernador de Caazapá, Avelino Dávalos, que intentan mover los hilos de la justicia en procura de apoyar a los productores brasileños.

En la colonia rige una medida cautelar y el gobernador Avelino Dávalos estaría involucrado en el objetivo de levantar la medida para que se pueda cosechar el grano cultivado en violación a una medida cautelar.

abc

Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>