Paraguay detecta y controla segundo caso importado de malaria


La directora de Vigilancia de la Salud, Águeda Cabello, informó que se ha detectado y controlado el segundo caso importado de malaria en lo que va del año, proveniente del Brasil. Aseguró que en Paraguay no se registran casos autóctonos de la enfermedad.

“Se trata del caso de una persona que vino del Brasil y que actualmente se encuentra en tratamiento”, explicó Cabello en declaraciones a la 780 AM. Comentó que una vez que el Ministerio de Salud tomó conocimiento sobre el hecho, registrado en el fronterizo departamento de Alto Paraná, se estableció un bloqueo y la búsqueda de febriles por más de tres semanas.

Este es el segundo caso importado en lo que va del año, ya que se había registrado un primer caso en enero pasado. En base a estos casos se organizaron sistemas de control y seguimiento de las personas que vienen de zonas endémicas, ya que representan un riesgo de reintroducción de la malaria en Paraguay, que tiene actualmente la certificación de país libre de esta enfermedad.

La profesional epidemióloga sostuvo que no hay motivos para alarmarse pero pidió adoptar medidas de prevención que contribuyan a reducir la transmisión, mediante el control del vector. “Tenemos que estar siempre alertas y nos enfocamos en trabajos fuertes para evitar la reintroducción”, dijo.

Acerca de la malaria

El paludismo o malaria es una enfermedad potencialmente mortal causada por parásitos que se transmiten al ser humano por la picadura de mosquitos infectados.

Los primeros síntomas de la enfermedad son fiebre, dolor de cabeza, escalofríos y vómitos, y suelen aparecer 10 a 15 días después de que se haya producido la infección. Si no se trata rápidamente con medicamentos eficaces, el paludismo puede ser grave y a menudo mortal.

El tratamiento temprano del paludismo reduce su duración, previene las complicaciones y evita la mayoría de las muertes. Debido a sus considerables repercusiones sanitarias en los países de bajos ingresos, el tratamiento del paludismo es parte esencial del desarrollo sanitario mundial. El objetivo del tratamiento consiste en curar al paciente, más que en reducir su número de parásitos.

Por otro lado, la prevención se centra en reducir la transmisión de la enfermedad mediante el control del mosquito vector, aspecto en el que hay dos intervenciones principales: la utilización de mosquiteros tratados con insecticidas de acción prolongada, método que posee una elevada eficacia, y la fumigación de interiores con insecticidas de acción residual.

Estas intervenciones pueden complementarse localmente con otros métodos de control de los vectores, tales como la reducción de las aguas estancadas donde se crían los mosquitos.

Elpaís py

Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>