China destina u$s1.500 millones para proyectos de agroindustria


Queda claro a esta altura que el gigante asiático ve a la Argentina como un socio estratégico para garantizar la soberanía alimentaria de sus habitantes. Por eso y para eso, es que decidió destinar una inversión de más de u$s1.500 millones en los próximos doce meses. Dicho monto lo hará a través de vía privada y pública. El mismo se focalizará en esta primera etapa en la mejora edilicia de puertos, así como en la construcción de estructuras destinadas al riego en las provincias del sur del país y en el ingreso de la industria frigorífica. Una apuesta que empezó con la apertura comercial en el último tiempo a productos argentinos como: carne, sorgo y frutas. En definitiva se trata de un plan de acción entre ambas naciones de cara al 2017.
Días atrás una comitiva del Banco de Desarrollo Agrícolas de China (ADBC), se reunió con funcionarios del Ministerio de Agricultura (Minagri), con el objetivo de analizar agronegocios consolidados y a futuro. En ese sentido, este diario pudo saber a partir varias fuentes, que en términos de inversión privada la entidad financiera desembolsará u$s1.000 millones a través de Cofco-Nidera para la mejora completa de la instalación del puerto que tiene la empresa Santa Fe. El objetivo es solucionar la pérdida de materiales que a la fecha se da en el traslado interno con lo cual se buscará automatizar el circuito. Además también construirá un nuevo elevador que permita aumentar la capacidad de carga. El plazo del mismo rondaría los 18 meses.
Dicho préstamo no será el primero, así lo transmitió el vicepresidente ejecutivo de la entidad, Lin Li, al señalar a los representantes de la cartera agropecuaria que en la Argentina “hay mucho potencial para desarrollar y hoy estamos mucho más firmes que antes, para ayudar a las empresas de nuestro país a que vengan a invertir acá”.
El representante del ADBC se refiere a la posibilidad de otorgar créditos a empresas de capitales locales o cooperativas, como es el caso de la Asociación de Cooperativas Argentinas (ACA) o de Agricultores Federados Argentina (AFA). Esta última por ejemplo tiene en carpeta la construcción de un puerto a partir de terrenos fiscales donados por el Gobierno en el 2011. Desde esta cooperativa, perteneciente a la Federación Agraria Argentina (FAA), desconocieron la información pero por el contrario se mostraron “interesados” en poder acceder a dicho préstamo.
Pero el Banco de Desarrollo Agrícola de China, propiedad del Estado y que cuenta con un patrimonio de 6.000 millones de dólares, también trabaja junto con el Minagri en inversiones destinadas al riego, especialmente en infraestructura. Los ejecutivos chinos se mostraron interesados en invertir en proyectos grandes. Hoy el responsable de llevar adelante este tipo de obras es el Programa de Servicios Agrícolas Provinciales (Prosap), el cual está bajo la órbita de la Unidad para el Cambio Rural (UCAR), y que cuenta con el financiamiento del Banco Internacional de Reconstrucción y Fomento (BIRF) y el Banco Interamericano de Desarrollo (BID). La idea desde ya es hacerlo por fuera de este mecanismo.
En principio se están estableciendo las posibles proyectos, más la idea es asociarse con una constructora o operador local. Las producciones a invertir se concentrarían por ejemplo en frutas y viñedos volcadas en las provincias de: Neuquén, Río Negro, San Juan y La Rioja. El primer paso para los chinos es ver los proyectos. El financiamiento rondaría los u$s500 millones.
Por otro lado trascendió que capitales chinos buscan desembarcar en la industria frigorífica y feedlot. En este punto se hablo de financiar antes que comprar. La metodología sería la misma que las anteriores; asociarse con una empresa local para entender el negocio. Por último, buscan incursionar en el negocio de los alimentos balanceados. Al momento las tratativas están muy avanzadas y si bien no trascendió cual es la industria en cuestión, si se pudo saber que estará ubicado en la localidad de Salto, provincia de Buenos Aires.
Estas son sólo algunas de las inversiones dado que se espera más. China poco a poco comienza a dejar de importar sólo soja, y comienza a diversificar productos. Vinos, carnes, frutas, cereales, etc. Un paso importante en la búsqueda de incluir en dicha exportación productos con mayor valor agregado. El gigante asiático entiende y sabe de la capacidad que tiene la Argentina en materia alimenticia y por eso apuesta fuertemente en que el mismo crezca. Un beneficio mutuo y a largo plazo.

Estados Unidos reclama ante la OMC
Argentina no acompañará la decisión de los EE.UU. de iniciar un reclamo ante la Organización Mundial de Comercio (OMC), por el rechazo de China a maíz proveniente del pais del Norte.
En 2013 la Administración General de Supervisión de Calidad, Inspección y Cuarentena, prohibió el ingreso de 600.000 toneladas de la variedad MIR 162, desarrollada por Syngenta. En ese sentido, el secretario de Agricultura, Gabriel Delgado en su última visita, se mostró preocupado por la aprobación de dicho cereal dado que la Argentina también lo comercializa. No obstante, ello, el funcionario confirmó la decisión del país de no apoyar la propuesta estadounidense, lo cual fue muy agradecida por el viceministro de Agricultura chino, Yu Kangzhen.

Carne y sorgo, los temas de la próxima visita en noviembre
El ministro de Agricultura, Carlos Casamiquela, firmará a fines de noviembre la apertura definitiva para la importación de sorgo argentino y impulsará el inicio para el ingreso de carne vacuna fresca.
Luego de la aprobación del protocolo sanitario entre ambos países, se dará inicio a la comercialización de sorgo. En tiempo récord, China se transformó en el primer importador mundial. Hoy está previsto que adquiera 3 millones de toneladas, lo que marca un aumento del 40% sobre el anterior.

En lo referido a carne, hoy sólo se puede exportar congelada, más se avanza en lo que es refrigerada y res con hueso, en ambos casos, autoridades sanitarias chinas ya tienen en sus manos un informe sobre durabilidad elaborada por técnicos locales.

u$s21 millones es lo que importó el Gigante asiático en caballos en el 2013. Un mercado con grandes oportunidades para los equinos argentinos. Se espera en breve la firma de un certificado de calidad


Fuente: BAE