La amistad, la familia que elegimos


El fundador de la Cruzada Mundial de la Amistad fue el doctor Ramón Artemio Bracho. Todo comenzó hace 56 años, el 20 de junio del año 1958. Siendo director del Hospital del Instituto de Previsión Social (IPS) en Puerto Pinasco, disertó sobre el Día del Árbol. Esto lo llevó a preguntarse cómo era posible que la amistad, siendo un sentimiento tan hermoso, no tenga también una fecha de celebración.

Así que con unos cuantos amigos y colegas suyos, se inició la Cruzada Mundial de la Amistad, una organización civil internacional y campaña en favor de dar valor y realce a la amistad, de forma que permita fomentar la cultura de la paz. Ese mismo año se iniciaron las celebraciones por el Día de la Amistad, hoy festejado en Paraguay el 30 de julio, además de varios países de Sudamérica. Su importancia reside en que favorece a los valores que permiten la concordia y el diálogo en la sociedad y en el mundo.

La amistad es una bonita palabra y mejor sentimiento. Es ese lazo invisible que nos une a otros, un vínculo de afecto que nace con personas que se cruzan en nuestro camino y, de manera casi mágica, se convierten en seres imprescindibles en nuestras vidas. Es una relación entre iguales, que nos otorga la satisfacción de compartir experiencias, sentirnos seguros y confiar en alguien sin fisuras.
Existen varios tipos de “amigos” y, por tanto, de amistad. La amistad verdadera es aquella que no se impone, no se programa. Se construye poco a poco, a base esfuerzo y dedicación muta. Con el paso del tiempo, esta relación crea un vínculo tan fuerte capaz de mantenerse y prolongarse en el tiempo.

Nos refugiamos en nuestros amigos para que nos ayuden en nuestros problemas, escuchamos sus consejos, porque no nos juzgan, no nos dicen lo que queremos oír, sino lo que es mejor para nosotros. Les confiamos nuestros secretos, nuestras inquietudes y nuestros proyectos. También son a quienes recurrimos para hacerles partícipes de nuestras alegrías.

Una verdadera amistad no entiende de distancia, de horarios, ni tiene fecha de caducidad. Es una relación donde buscamos y ofrecemos apoyo mutuo. Un buen amigo nunca anula al otro, sino que lo ayuda a superarse. La amistad se basa en la empatía, es decir, la capacidad de comprender y ponerse en la piel de la otra persona, de sufrir y alegrarse con ella. Es un vínculo que nos capacita para “dividir las penas y multiplicar las alegrías”.

Una relación sana y constructiva se cimienta en valores tales como la sinceridad, la compresión, el afecto mutuo, el respeto, la comunicación, la entrega, la preocupación por el otro, la confianza sin límites, la paciencia, la capacidad de escuchar y el saber perdonar. La coherencia, la flexibilidad, la generosidad, el agradecimiento y la lealtad son otros valores a tener en cuenta para consolidar una relación de amistad.

Los beneficios de la amistad

Nuestra condición de seres sociales es lo que nos crea la necesidad casi imperiosa, de establecer relaciones y vínculos con otras personas. La amistad, por tanto, es importante en la vida de una persona por lo que aporta a nivel emocional. Sentirse querido por alguien con quien no tenemos lazos de sangre, nos da satisfacción y apoyo emocional. Este vínculo fortalece nuestra autoestima y el placer de sentirnos acompañados. Además, nos otorga la confianza y seguridad de contar con el respaldo de alguien en los momentos difíciles.

Con los amigos compartimos momentos, pensamientos, experiencias y poder compartir las experiencias con los demás y que estos también compartan las suyas nos dota de un enriquecimiento del que no somos conscientes. Podemos aprender mucho de lo que les ocurre a los demás y ellos, por su parte, también de lo que nos sucede a nosotros. Por eso, hay que aprender a valorar a los verdaderos amigos.

Elpaís py

Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>