Lluvias no cesan en el Sur


Carlos Silva, gobernador de Ñeembucú, calculó en unas 30.000 las personas afectadas por las crecidas de los ríos Paraguay y Paraná. La situación se torna más grave a medida que pasan los días, por la cantidad de lluvia caída.

Silva dijo este miércoles que la situación “no es fácil” en su departamento pero que están haciendo todo lo posible por asistir a los pobladores afectados por la crecida. Por ejemplo, dijo que el acceso a Alberdi está vedado por vía terrestre.

El gobernador del departamento dijo que estima que son 30.000 los afectados, pese a que no hay números consolidados. La mayoría de los pobladores sufrieron la pérdida de sus cosechas y la muerte de sus animales. Sin embargo, también miles debieron desplazar sus animales a zonas más altas o venderlos. “No tienen qué comer”, dijo Silva.

Frente a esto, las autoridades de la gobernación y de las municipalidades tratan de asistir con abrigos, colchones y alimentos a los damnificados. Lo que no ayuda para paliar la situación son las lluvias, que no cesan en casi todo el país.

La situación climática seguirá inestable y Meteorología anuncia una suba mayor del nivel de los ríos, por lo que no se avizora una solución rápida al problema.

abc

Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>