China quiere más maní: 22 empresas de ese país visitaron la zona productora de Córdoba


En la actualidad, ese país es el tercer destino de las exportaciones del producto. Veinte empresas recorrieron las plantas en la provincia
Una comitiva de 22 empresas chinas recorrió la zona manicera de esta provincia -la más importante del país- y, según productores y funcionarios de ProCórdoba (agencia local promotora de exportaciones), los resultados fueron “auspiciosos” y se abren oportunidades. China hoy es el tercer destino del maní cordobés. La Unión Europea y Rusia son los principales clientes.

En la provincia se destinan entre 360.000 y 400.000 hectáreas al cultivo; el 95% de las exportaciones son de valor agregado. Representantes de empresas como China Chamber of Commerce of Foodstuffs and Native Produce, Rizhao Yatai Foodstuffs; Qingdao Tiaxiang Foods Group; Qingdao Hwa-Nuts Foodstuff ; Rongcheng Shanyue Food; Puyang Xunda Grain & Oil recorrieron las principales plantas e industrias maniseras de Córdoba.

Se reunieron con autoridades de Georgalos, Olega, JLA Argentina, Manisel, AGD, Gastaldi Hermanos, Lorenzatti, Cotagro y Grupo Cavigliaso. Para los cordobeses, la nueva apuesta es China, primer productor mundial que exporta cuando posee stock disponible, pero que si no lo tiene -al igual que Estados Unidos- es importador.

El año pasado, China compró 40.000 toneladas maní cordobés por unos 90 millones de dólares. Ese mercado abre una oportunidad importante por su alta demanda de aceite y pasta. En ese marco, es una chance concreta para aumentar la colocación de maní industrial.

Luis Gilli, gerente de promoción comercial de ProCórdoba, explicó a LA NACION que los argentinos tienen posibilidades de crecer por su mejor calidad comparativa con los Estados Unidos. “La idea es posicionarse y avanzar sobre Estados Unidos. Todo indica que el consumo chino continuará aumentando y no lo podrán cubrir con su propia producción, aun cuando crezca”, dijo.

El viaje, organizado por ProCórdoba, no sólo era de contactos de negocios, sino que se interesaron en conocer los procesos de calidad y sanitarios y las instalaciones de las plantas. “Por su cultura, es de mucho interés ese aspecto”, agregó.

El proceso de profundización de contactos se inició hace dos años junto a la Cámara del Maní. La producción en la provincia -equivalente al 98% del total nacional- está organizada en un cluster integrado.

Qin Ming Gong, manager de las empresas Qingdao Crafts y Qingao Beichuan, señaló que esta fue la primera vez que llegan a la Argentina y que el objetivo es conseguir maní blancheado. “Considero que existen muchas oportunidades comerciales, de cooperación y para aprender de sus procesos”, indicó.

Ming Gong representa a una empresa que se dedica al comercio y a otra que trabaja en la producción, procesamiento, blancheado y tostado. Las plantas están en el parque industrial Lancun Qingdao y exportan a Europa, al sudeste asiático y Medio Oriente; produce 25.000 toneladas anuales.

El presidente de la Cámara del Maní, Juan Carlos Novaira, puntualizó que el potencial del mercado chino es “enorme. Hay que seguir invirtiendo en tecnología y maquinaria que permita mejorar los procesos; el mundo demanda calidad de maní y sabemos hacerlo”.
Fuente: La Nacion

China condiciona la compra de alimentos hasta que Macri reactive las represas en Santa Cruz

Las obras fueron asignadas por Cristina a una corporación asiática. El trasfondo de las negociaciones
El Gobierno nacional presentó como un logro de gestión la gira de Mauricio Macri a China. Es que, en términos políticos, el hecho de que el presidente visite en un mes dos potencias mundiales efectivamente representa un éxito en la agenda internacional.

Sin embargo, en términos prácticos, la gira a Beijing y Shangai deja un sabor amargo dado que, los que entienden de comercio exterior, advierten que los acuerdos firmados tendrán que ajustarse exclusivamente a los intereses del gigante asiático.

Sucede que los tiempos políticos y económicos en la Argentina no tienen nada que ver con los de China. Quizá el que mejor lo graficó fue el subsecretario de Ganadería, Rodrigo Troncoso: “En culturas milenarias hay que tomarse todo con mucha paciencia”.

En otras palabras, lo que dijo el funcionario del Ministerio de Agroindustria que conduce Ricardo Buryaile es que, por ejemplo, un acuerdo de exportación en materia ganadera firmado hoy con China puede demorar varios años en implementarse.

Además, según pudo saber LPO con fuentes que forman parte de la comitiva local en Asia, hay algunos puntos centrales en los cuales los funcionarios del gobierno central chino les hicieron saber su malestar a los representantes argentinos.

“En China son muy firmes con los compromisos asumidos y no se concibe que una política de Estado pueda cambiar porque cambie un gobierno”, comentó a este medio un ex funcionario que tuvo a cargo varias negociaciones con los chinos.

En rigor, China condicionó cualquier acuerdo comercial con la Argentina a que Macri ordene en el corto plazo reactivar las obras de las represas santacruceñas Néstor Kirchner y Jorge Cepernic que se frenaron apenas dejó el poder Cristina Kirchner.

Cabe mencionar que, tal como adelantó este medio el año pasado, esa medida que tomó Macri “para evaluar el costo económico y ambiental de ambos proyectos”, tuvo su previsible represalia mediante un feroz bloqueo al aceite de soja argentino.

La respuesta de los funcionarios macristas a los chinos fue que a más tardar en el mes de septiembre se reiniciarán las obras. “Esperamos que la Justicia dé el visto bueno para poder arrancar cuando termine el invierno”, dijo el propio Macri.

En su momento, las represas Kirchner y Cepernic en Santa Cruz iban a ser licitadas a Lázaro Báez. Pero, en medio del escándalo con Leonardo Fariña, Cristina se las otorgó a un consorcio integrado por la corporación china Gezhouba Group Company.

Este controvertido convenio con China fue quizá lo que terminó de sepultar la relación de Báez con Cristina. De hecho, al empresario se lo escuchó decir: “Si quieren encontrar a la ex presidenta pegada a un caso de corrupción, es en este acuerdo”.

Como sea, solo uno de los 21 acuerdos firmados corresponde al ámbito de los agroalimentos. Se trata del protocolo de requisitos fitosanitarios para la exportación de uvas necesario para poder concretar envíos de ese producto al mercado asiático

Lo más importante es que China financiará obras por un total de u$s 15.000 millones con el objetivo de construir centrales nucleareas, hidroeléctricas y ferroviarias sumado a una planta fotovoltaica en Jujuy (por eso la presencia del gobernador Gerardo Morales).

El tema es que, en el ámbito local, existen dudas sobre los costos y la rentabilidad de los proyectos mencionados y la capacidad de devolución de la Argentina a estos cuantiosos fondos financiados por China.

Fuente: LPO

Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>