Wall Street acaba 2016 cerca de sus ansiados 20.000 puntos


La mejora económica de Estados Unidos contrarresta un año de incertidumbre mundial

La Bolsa de Nueva York despidió 2016 este viernes anotándose robustas ganancias anuales, pese a que su índice de referencia, el industrial Dow Jones, no logró la espera cota de los 20.000 puntos, que sería su récord, pero tuvo su mejor ejercicio desde 2013. Fue una jornada teñida de rojo, con leves caídas, debido a que los inversores optaron por pulsar el botón de pérdidas para recoger beneficios antes de acabar la semana y el año, pero la bajada puntual no empañó el balance final. El año del Brexit y de la victoria del Donald Trump en las presidenciales, Wall Street avanzó con paso alegre sobre la mejora de la economía estadounidense.

El Dow Jones logró un crecimiento anual del 13%, mientras que el S&P avanzó el 9,5%% y el tecnológico Nasdaq subió el 7,5%. En el día, los títulos descendieron, no obstante, un 0,29%, 0,46% y 0,90%, respectivamente. El Dow se quedó finalmente a unos 230 puntos de distancia de su mayor cifra en los 120 años de historia de este selectivo, los redondos y ansiados 20.000 puntos. Desde la gran tormenta financiera de 2008 y la caída de Lehman Brothers, el selectivo ha ido saltando de récord en récord y, tras la victoria de Trump en las elecciones presidenciales del 8 de noviembre, tomó impulso suficiente como para ver ese máximo muy cerca.

El año empezó más convulso, pero las ganancias se afianzaron a partir de la segunda mitad de 2016. A esta carrera, según los datos recogidos por Bloomberg, ha contribuido sobre todo el subidón de compañías como el gran fabricante de maquinaria Caterpillar o el gigante bancario Goldman Sachs (de al menos el 30%), en contraste con el desplome de Nike, de un 18%.

Pese a las tensiones y la incertidumbre global, así como la ralentización del crecimiento interno, los grandes datos económicos de Estados Unidos van bien: hay casi pleno empleo, el consumo ha ganado fuerza y la confianza está en máximo de los últimos ocho años. El fin de la incertidumbre por las elecciones y la confianza en los estímulos al crecimiento anunciados por Trump (más inversión en infraestructuras, menos impuestos, entre otras medidas) parecen estar calando más que el miedo a su giro proteccionista.

La política económica de Trump el ritmo con el que la Reserva Federal prosiga su paulatina subida de los tipos de interés lo que ocurra en 2017.

Elpaís

Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>