Las intensas lluvias desbordaron los cauces y hubo que rescatar personas


En Encarnación y Capitán Miranda se sintió con mayor rigor el efecto de las continuas precipitaciones de la madrugada de ayer en la zona Sur del país. En otros puntos también hubo destrozos por granizos.

Las ciudades de Encarnación y Capitán Miranda fueron afectadas por las intensas precipitaciones registradas la noche del domingo y la mañana de ayer en el Departamento de Itapúa, donde los bomberos tuvieron que proceder a rescatar a las personas que quedaron atrapadas en sus casas.

Los mayores inconvenientes se registraron en la zona de Arroyo Porá, por el desborde del arroyo del mismo nombre, pero a pesar de la magnitud, no hubo víctimas que lamentar, ni personas en refugios.

Desde la madrugada de este lunes, intensas lluvias se registraron sobre la ciudad de Encarnación al igual que en los distritos vecinos, ocasionando el desborde de varios cursos hídricos de la zona.

Una de las situaciones más preocupantes se produjo a la altura del puente que cruza la Ruta Sexta a la altura del kilómetro 7, en donde varios edificios, y en algunos casos con sus habitantes dentro, fueron inundados por las aguas. En diferentes sectores y a lo largo de unos 3 kilómetros, la capa asfáltica de la ruta se vio sobrepasada por el agua, interrumpiendo en algunos tramos el tránsito automotor que trataban de ordenar la Patrulla de Caminos y de la Municipalidad de Encarnación.

Ante esta situación, varias unidades de bomberos voluntarios amarillos y azules realizaron tareas de rescate y salvamento, de las personas atrapadas en sus casas y rodeadas de fuertes correntadas, tanto de Encarnación como de Capitán Miranda.

Varios edificios en cuyo interior se alojan talleres mecánicos y metalúrgicos fueron inundados. Máquinas y herramientas fueron arrastradas por el agua. Eva Ibarra, dijo haber perdido todo, “lo que el agua no llevó se fundió, me llevó dos motos, una hidrolavadora, muebles, heladera, no tengo nada”, lamentó.

ultimahora