32 años con los mismos parches y la misma tragedia


Un dictador y ocho gobiernos democráticos después, Paraguay sigue poniendo los mismos parches a la misma desesperación. Nuestras portadas de hace 32 años revelan que el coraje, la resistencia y la solidaridad son los de antes…, pero también lo son las respuestas asistencialistas que ninguna solución han traído .

Nuestra portada de ABC Color de hace 32 años, extraída de un viejo diario de hojas deslucidas por el tiempo, recuerda que fue un martes 24 de mayo de 1983 a las 16:30 cuando cedieron las últimas defensas de Pilar ante el rebelde avance de las aguas. Cuatro días después la histórica inundación marcó un nivel desconocido hasta ese entonces: 9,95 metros. Decía nuestra tapa: “Un año de resistencia de la ciudad fue quebrado ayer de tarde cuando las pinzas de la gran tenaza de las aguas del río Paraguay y del arroyo Ñeembucú se juntaron y aprisionaron totalmente la parte vital y céntrica que aún era defendida por un pueblo que mostró durante meses su entereza”. Esa misma tarde calló su voz la radio pilarense “Carlos Antonio López” y pasaron su primera noche sin luz con el emblemático sacerdote Federico Schiavon clamando por generadores móviles. Y como un símbolo de la adversidad, mientras Manufactura Pilar se inundaba, exportaban una gran partida de fibras de algodón en buques.

Las fotos de nuestras portadas estremecen porque parecen de ayer…, de hace un par de días…, de la semana pasada. Solamente el desteñido papel de hace 32 años nos recuerda que las fotos son viejas y que hoy día la tecnología nos permite ver casi en tiempo real a los pilarenses y a los alberdeños resistir con tenacidad. ¡Cuánto hemos progresado con la tecnología! Pero la situación es la misma: coraje, resistencia, persistencia, solidaridad y asistencialismo ante la antiquísima y repetida falta de planificación y solución gubernamental definitiva.

También en 1983 Asunción sucumbió a las aguas. Pequeñas canoas surcaban Garibaldi, se movían por las instalaciones del Mbiguá y de Sajonia se podía llegar casi hasta La Recova navegando. El mismo desolador paisaje se extendía por toda la Chacarita y los bañados.

Más de tres décadas después, estelarizadas por un dictador y ocho presidentes de gobiernos democráticos, la desesperación y la miseria son las mismas, y las respuestas plagadas de parches también. En algunas de nuestras viejas y amarillentas portadas podríamos solamente cambiar las fechas y la realidad sería igual: la gente que se resiste a abandonar la miseria conocida por el temor a la miserabilidad desconocida. El asistencialismo de chapas, terciadas, galletas duras, ropas usadas y juguetes de compasión.

Las portadas de nuestro diario de hoy mostrarán a las próximas décadas si el gobierno de Horacio Cartes se suma a la vieja grilla de repeticiones de errores o tendrá el coraje de dar soluciones permanentes y comunitariamente participativas.

abc

Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>