Inundaciones y nieve en Estados Unidos: más de 18 millones de personas en peligro


Los tornados letales provocaron potentes nevadas, lluvias y vientos. Ya son 43 los muertos y las autoridades advirtieron que aún no llegó lo peor.

Una tormenta descargó nieve, aguanieve y lluvia helada en el noreste de Estados Unidos y dejó bajo advertencia a 18,4 millones de personas en todo el país.

Partes del norte de Nueva Inglaterra registraron entre 10 y 15 centímetros (4 a 6 pulgadas) de nieve el martes, mientras que en zonas del sur del estado cayeron unos 2,5 centímetros (una pulgada) o menos. En el centro del estado de Nueva York se acumularon entre 2,5 y 10 centímetros (1 a 4 pulgadas) de nieve, mientras que el norte hubo entre 7,5 y 17,8 (3 a 7)

Los meteorólogos apuntan que la tormenta está relacionada con el sistema que generó tornados letales en la región del Medio Oeste (Midwest) desde el sábado, y que después provocó importantes nevadas, hielo, lluvias, inundaciones y vientos a medida que se avanzaba hacia los Grandes Lagos. Esta perturbación mató a docenas, incluyendo muchos que se ahogaron y otros que perecieron en tornados.

El Servicio Nacional de Meteorología apunta que el miércoles los cielos estarán nublados y habrá algunas precipitaciones. La mayoría de las advertencias de inundaciones son en lugares de Missouri, Oklahoma, Arkansas, Illinois, Mississippi y Alabama.

Hasta el momento, las autoridades contabilizaron al menos 43 muertes por el mal tiempo, la mayoría por inundaciones.

Durante seis días consecutivos se registraron tornados en el sureste del país, algo que no se veía desde el siglo pasado: las últimas veces que se veía algo así fue en 1953 y 1982 por el fenómeno de El Niño, con 69 tornados en la zona.

Sin embargo, las peores inundaciones en varias zonas se esperan recién el jueves y esperan lluvias sin precedentes, según la Armada norteamericana.

El papa Francisco recordó este miércoles a las víctimas de las catástrofes meteorológicas que en estos días han afectado a varios países además de EEUU, entre ellos, Gran Bretaña y varios de Sudamérica: Argentina, Brasil, Paraguay y Uruguay han registrado graves inundaciones.

El pontífice animó durante la última audiencia general del año a «rezar por las víctimas de los desastres que en estos días han afectado a Estados Unidos, Gran Bretaña y Sudamérica».

«Especialmente Paraguay, donde han causado desgraciadamente víctimas, muchos desplazados e ingentes daños. Que el Señor reconforte a aquellos pueblos y la solidaridad fraterna socorra sus necesidades», dijo.

infobae

Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *