Policultvo de peces


El policultivo es una manera de intensificar la piscicultura sin un consumo de alimento costoso, ya que no se utiliza más alimento que el que se produce naturalmente en el ambiente, mediante hábitos alimentarios complementarios o compatibles de peces de que no compiten entre sí. Para utilizar hasta el máximo el alimento natural y como los peces pueden cambiar de alimento si el suministro normal se agota, es importante determinar la proporción exacta entre las diferentes especies del policultivo, según las condiciones ecológicas del estanque, y ajustarlas de manera que no compitan entre ellas.

Generalmente el policultivo rende mucho más que el monocultivo, especialmente si se han seleccionado las especies adecuadas. El policultivo también puede dejar otros beneficios, entre ellos que con frecuencia mejora las condiciones ecológicas de un estanque. Se ha observado que Tilapia aurea mejora el equilibrio de oxígeno al alimentarse de detritos que, si no los consumiera se descompondrían y absorverían oxígeno. La carpa plateada (Hypophthalmichthys molitrix) y la de cabeza grande (Aristichthys nobilis) también mejoran el equilibrio de oxígeno al alimentarse del exceso de plancton. Estos peces también pueden crecer alimentándose de los excrementos de la carpa común (Cyprinus carpio) o de otros peces.

El principal inconveniente de la policultura es su complejidad. Se necesita un suministro de alevines de diferentes especies, algunos de los cuales pueden no desovar naturalmente, sino que tienen que ser inducidos a hacerlo mediante la administración de hormonas. Se necesitan viveros mayores: estanques más grandes para la cría de alevines y un sistema de distribución más complicado. La policultura complica algo las técnicas de cultivo. Puede ocurrir que una especie no crezca lo que se esperaba, y esto obliga a modificar las otras técnicas de cultivo. El consumo de alimentos puede ser distinto y hacerse más difícil la recolección y clasificación. Es evidente que se requiere más habilidad y experiencia para el policultivo por lo que hay que decidir si se va a adoptar en este momento en América Latina, donde la acuicultura se encuentra en las primeras fases del desarrollo. Por otro lado, hay que reconocer que puede practicarse con diversos grados de complejidad y distintos números de especies. Finalmente, con el ulterior perfeccionamiento de la acuicultura y la adquisición de experiencia, habrá una tendencia a adoptar el policultivo, por lo que será necesario tener preparadas técnicas ensayadas, por lo menos en el nivel más bajo de dos especies.

Existen varias posibilidades para efectuar experimentos de policultivo simples, a saber: híbridos de Tilapia como consumidores de plancton y carpa común que se alimenta en el fondo; carpa común y especies de Prochilodus parecen alimentarse de diferentes estratos del fango; T. nilotica que se alimenta de plancton y Prochilodus; T. rendalli que es herbívora y Prochilodus, etc.

Otros elementos valiosos para el policultivo son la carpa de cabeza grande (A. nobilis) y la carpa plateada (H. molitrix), porque son de crecimiento rápido y no necesitan alimentación artificial, pero su introducción en el Centro no se considera aconsejable de momento.

Como los sistemas experimentales empleados en el Centro serán multidisciplinarios, se necesitan especialistas con diversas áreas de peritaje para que trabajen en equipos. Entre las áreas de peritaje que deberá poseer el personal del Centro están los siguientes, sin que ninguna de las áreas predomine sobre las otras:

(i) Manejo de la investigación, diseños experimentales y planificación estratégica;
(ii) biología de la reproducción íctica y cuidado de las crías; producción de huevos, tecnología de vivero y producción de peces juveniles;

(iii) biología del manejo de la producción piscícola; manejo de estanques, comportamiento de los peces y evaluaciones del rendimiento;

(iv) alimentación de los peces y tecnología de los alimentos; evaluaciones nutritivas, crecimiento y energética, formulación y preparación de alimentos;

(v) química; química del agua; análisis de piensos;

(vi) sanidad; prevención de las enfermedades, control y tratamiento de las enfermedades; diagnósticos rutinarios de laboratorio de los patógenos bacterianos, parasitológicos y virales;

(vii) socioeconomía, economía del manejo de la granja, análisis de costos y beneficios;

(viii) elaboración y mercadeo de productos, control de la calidad de los productos, evaluación de mercados;

(ix) ingeniería, diseño y equipo de la granja;

(x) genética, técnicas de cruces y selección genética.

Se espera que todo el personal de grado superior del Centro tendrá experiencia de la investigación y de la evaluación de los elementos científicos dentro de su propio campo o especialidad. Deberá trabajar como miembro de equipo y ser capaz de comunicar resultados de sus investigaciones y adquirir conocimientos eficazmente.

fao

Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *