El 17% de los clientes de tarjetas de crédito son morosos, según el BCP


El dato fue recabado por la Superintendencia de Bancos a julio pasado de las financieras y bancos; sin incluir a las cooperativas, en el sistema financiero existe un total de 566.880 tenedores del plástico.

El sistema financiero paraguayo (excluyendo a las cooperativas) registra un total de 566.880 tarjetahabientes, de los cuales el 16,6% está en mora con el pago de su plástico, informó la Superintendencia de Bancos, con datos recabados de los bancos y financieras a julio de este año.

Esto equivale a 93.840 personas que tienen y utilizan sus tarjetas de crédito y ni siquiera pagan el mínimo o lo hacen en una fecha posterior al vencimiento.

Con respecto a la línea de crédito promedio que tiene cada tarjeta emitida, la Superintendencia de Bancos informó que asciende a G. 6.282.466. Cabe mencionar que la línea de crédito es el máximo monto por el que puede endeudarse un tenedor de tarjeta, no equivale a su deuda, ya que puede no utilizar la totalidad de su disponibilidad.

Es por ello que si se considera la cantidad de tarjetas y el volumen de la cartera, G. 3,010 billones, la deuda promedio asciende a G. 2.940.053 por cada tarjeta; sin embargo, el endeudamiento promedio prácticamente se duplica si tomamos el volumen de la cartera y la cantidad de clientes, ascendiendo a G. 5.311.477.

Esto se explica porque, en promedio, los consumidores tienen dos tarjetas, ya que los pocos más de 566.000 clientes de este segmento representan unos 1.042.119 plásticos a julio de este año, sin incluir las otorgadas por cooperativas u otras emisoras. Si se suman las otorgadas por cooperativas y otras instituciones, en total en Paraguay existen 1,6 millones de tarjetas de crédito, según últimos datos de la Cámara Paraguaya de Medios de Pago.

Por otra parte, la cantidad de personas físicas en el sistema financiero a julio de este año asciende a 1.012.516 personas, con lo que se puede decir que el 56% de los bancarizados tienen una o más tarjetas de crédito.

LEY. Con la promulgación de la ley que limita las tasas de interés para las tarjetas de crédito (hasta tres veces las tasas que se pagan por los depósitos), la reacción de los clientes de entidades financieras fue a favor de la normativa. Y es que la tasa de interés de este producto supera el 50% en la mayoría de las instituciones financieras.

Sin embargo, cabe resaltar que esta tasa es la que se cobra a los clientes que no abonan la totalidad de su extracto al vencimiento, es decir, a las personas que solo abonan el pago mínimo o un poco más, pero que no cancelan el importe de la deuda.

Es este uno de los problemas que genera la falta de educación financiera: el desconocer que al pagar toda la deuda generada en el mes, el cliente no va a pagar ni 1% de interés, pero que pagando únicamente el monto mínimo prácticamente solo está pagando los intereses del mes y otros gastos, no así el capital de la deuda, con lo que la cuenta casi no se reduce a pesar de los desembolsos realizados por el cliente.

El uso consciente de este instrumento permite a las personas poder consumir en el mes hasta cierto monto y cancelarlo a fin de mes, convirtiéndolo en un medio de pago. Pero al no pagar todo el importe consumido es donde el consumidor la emplea como un medio de financiamiento con una tasa muy elevada, más aún al compararla con la que uno pagaría por un préstamo personal, entre 20% y 30%.

Ultimahora

Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>