Advierten que la región está “mal preparada” ante la crisis económica de China


“Sudamérica se quedó dormida mientras el resto del mundo marchaba hacia la economía del conocimiento”, aseguró el periodista Andrés Oppenheimer. “Los presidentes siguen hablando sobre el pasado”, dijo

El periodista Andrés Oppenheimer criticó los últimos discursos de los presidentes sudamericanos, sobre todo de la argentina Cristina Kirchner, el boliviano Evo Morales y el venezolano Nicolás Maduro, luego de la desaceleración reciente de la economía china.

Según el conductor, “pareciera que están viviendo en otro planeta. Todavía siguen hablando de los abundantes recursos naturales y materias primas de sus países, como si eso importara mucho en el nuevo mundo de Google, Apple y Uber”.

En una columna escrita para El Nuevo Herald, Oppenheimer consideró que Sudamérica se benefició durante la década pasada de los precios récord de la materias primas gracias a las crecientes importaciones del gigante asiático. “Varios presidentes de la región se embarcaron en una fiesta populista. No le prestaron mucha atención al hecho de que el mundo estaba moviéndose rápidamente hacia una economía del conocimiento, en que una empresa como Apple hoy día vale más que el producto bruto de varios países”, señaló.

“Pero ahora, la fiesta ha terminado, y América Latina se enfrenta a una tormenta perfecta: la desaceleración económica en China, la caída de precios de las materias primas, una fuga de los inversionistas internacionales a países más seguros, y la posibilidad de que la Reserva Federal de Estados Unidos suba pronto sus tasas de interés, lo que haría más caro para los países de la región obtener créditos o pagar sus deudas externas”, continuó.

Para el periodista, la mayoría de los países de Sudamérica están “mal preparados” para enfrentar los retos que derivan del nuevo panorama económico internacional, debido a que casi todas sus exportaciones son materias primas de bajo precio.

“Sudamérica no invirtió en los últimos años en prepararse para competir en la nueva economía del conocimiento. La región se olvidó de mejorar sus estándares educativos, y de hacerse más competitiva en ciencia, tecnología e innovación”, opinó.

Ocurre que el gasto promedio de los países sudamericanos en investigación y desarrollo es de sólo un 0,5% de su PBI. En países como Israel y Finlandia la cifra se eleva hasta un 4%.

“VARIOS PRESIDENTES DE LA REGIÓN SE EMBARCARON EN UNA FIESTA POPULISTA”

Los malos resultados se evidencian tanto en educación como en ciencia: los países de la región suelen quedar en los últimos lugares de las pruebas PISA, y juntas producen apenas el 5% de las patentes internacionales registradas por Corea del Sur, según cifras de la Oficina de Patentes y Marcas de Estados Unidos.

“Sudamérica se quedó dormida mientras el resto del mundo marchaba hacia la economía del conocimiento, y la actual desaceleración económica de China la encuentra mal preparada para el desafío que se viene”, apuntó Oppenheimer, quien agregó que los mandatarios de la región deberían “centrarse en cambiar de estrategia económica y producir bienes de mayor valor agregado”.

“Deberían estar hablándole a sus pueblos de invertir tanto como Israel en investigación y el desarrollo, lograr el puntaje de China en los tests PISA de estudiantes, y de registrar tantas patentes de nuevas invenciones como Corea del Sur. Pero lamentablemente, siguen hablando sobre el pasado, ajenos al mundo que se viene”, concluyó el conductor de “Oppenheimer Presenta”, programa que se emite por la cadena CNN en Español.

Infobae

Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>