Bolivia y Paraguay negocian gas doméstico más barato


Estiman que podrían reducir el precio en unos 5 dólares, que sería unos G. 25.000 por garrafa.

El presidente de Bolivia, Evo Morales, y el de Paraguay, Horacio Cartes, firmaron ayer un importante acuerdo entre ambas naciones para compra de gas boliviano a precios más accesibles, el cual se podría concretar en un plazo de 60 días.

La transacción permitirá reducir unos 5 dólares por garrafa doméstica, aproximadamente, según estimaciones presentadas ayer durante la visita oficial que realizó el mandatario boliviano en el Palacio de Gobierno.

El acuerdo firmado entre el presidente de Petróleos del Paraguay, Rómulo Campos, y el presidente ejecutivo de Yacimientos Petrolíferos Fiscales Bolivianos (YPFB), Guillermo Achá Morales, en presencia de los presidentes de ambos países, pretende establecer los términos y condiciones para el establecimiento de relaciones comerciales y futuros contratos para la venta de gas de Bolivia al Paraguay.

“De acá a 60 días entre YPFB así como Petropar de Paraguay van a trabajar para ver cómo juntos podemos prestar servicios al pueblo paraguayo. El ministro nos informaba que la garrafa de gas acá costaba 17 dólares (unos G. 80.000) y si trabajamos en conjunto el pueblo paraguayo solo pagaría como 12 dólares (unos G. 60.000)”, expresó el presidente Morales.

Por su parte, el ministro de Industria y Comercio de Paraguay, Gustavo Leite, destacó que este acuerdo no se trata más de que Bolivia venda gas a Paraguay sino en cómo las empresas petroleras de ambos países puedan trabajar “para llegar con ese gas más barato a los hogares de los paraguayos”.

“Yo no me quiero adelantar a los números finos, yo quiero celebrar en primer lugar el ofrecimiento del presidente (Evo) Morales y la visión del presidente (Horacio) Cartes. Si existe fórmula para que los paraguayos compremos el gas más barato en nuestras casas, el Gobierno tiene la obligación de explorar”, dijo Leite.

Además, los mandatarios de ambos países firmaron un comunicado conjunto, en el cual los presidentes de Bolivia y Paraguay destacaron el compromiso de sus gobiernos con la democracia, el estado de derecho y los principios del derecho internacional, el desarrollo con equidad, la promoción y protección de los Derechos Humanos, la inclusión social, la erradicación del hambre y la pobreza y la plena participación de la sociedad civil y en profundizar el proceso de integración regional.

Lanacion