La ONU usará Ghana como base logística en su lucha contra el ébola


Desde Accra se facilitará material y personal a los cinco países afectados

Ghana, país de África occidental donde no se ha producido ningún caso de ébola por ahora, es el lugar escogido por Naciones Unidas para convertirse en la base del material, suministros y personal necesarios para enfrentarse a la actual epidemia de este virus que ha provocado ya 1.552 muertos y más de 3.000 personas contagiadas en cinco países de la región, Guinea, Sierra Leona, Liberia, Nigeria y Senegal, último país donde este viernes se confirmó un primer y único caso. El secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, telefoneó directamente al presidente ghanés, John Dramani Mahama, para solicitarle la instalación de una base logística en Accra, la capital del país, a lo que este ha dado su visto bueno.

Desde esta ciudad se abrirá un corredor para que el personal que está luchando contra la rápida expansión de la epidemia pueda acceder a materiales y suministros. De esta manera se pretende hacer frente a uno de los grandes problemas logísticos que existen en este momento, la cancelación de la mayor parte de los vuelos hacia los países afectados por parte de las compañías aéreas, lo que dificultaba los esfuerzos de las ONG y agencias internacionales en su lucha.

En Senegal, donde el viernes se confirmó el primer caso de ébola, un joven estudiante guineano de 21 años que está ingresado en el hospital de Fann, en Dakar, el Gobierno ha localizado ya la vivienda donde este permaneció diez días, situada en el popular barrio de Parcelles Assainiés, y ha procedido a su desinfección. Además continúa la búsqueda de todas las personas con las que el joven pudo estar en contacto durante las dos o tres semanas que estuvo en Senegal. “Sólo si percibiéramos que las autoridades no son capaces de controlar este brote recomendaríamos la salida de nuestros ciudadanos, pero no es el caso”, aseguró el cónsul español en Senegal, Luis Cacho, que tiene registrados a unos 2.000 españoles.

Por otra parte, este viernes se han producido incidentes violentos en N’zérékoré, una ciudad de Guinea, ante la sospecha por parte de los comerciantes de que el mercado había sido desinfectado por la noche. Decenas de personas armados con palos y piedras, al grito de “¡El Ébola es falso!” destrozaron varios vehículos particulares y de distintas agencias de la ONU, así como los vidrios del hospital. Militares y policías usaron gases lacrimógenos para impedir que llegaran hasta la sede de Cruz Roja, que pretendían atacar. El Gobierno, que ha decretado un toque de queda nocturno, calcula al menos 27 heridos.

Mientras tanto, la presidenta liberiana, Ellen Johnson-Sirleaf, ha decidido levantar la cuarentena que impuso la semana pasada sobre el barrio de West Point (70.000 habitantes), en Monrovia, para tratar de frenar el avance del ébola en esta ciudad.

Elpais