Buses con aire acondicionado solo podrán parar cada 5 u 8 cuadras


Esta semana serán presentados 21 ómnibus con aire acondicionado y calefacción, que pertenecen a las líneas 5 La Chaqueña, 5 Luque, 38 y 49; se suman al micro de industria nacional inaugurado a inicios de mes por la Línea 26.

Estas empresas invirtieron cerca de USD 2,5 millones en la compra de estas unidades. Sin embargo, este gasto tropieza con una gran barrera: la falta de paradas en Asunción y el área metropolitana.

Esta situación preocupa a los colectiveros nucleados en el Centro de Empresarios del Transporte del Área Metropolitana (Cetrapam) y la Única Central de Empresarios del Transporte del Área Metropolitana (Ucetrama), que nuclean al 98% de los micros en servicio. Para el titular de Cetrapam, César Ruiz Díaz, la escasez de refugios adecuados y señalizados haría que el sistema climatizado fracase.

“Un colectivo con aire, por sus características, no puede parar cada 100 o 200 metros como actualmente. Porque, ¿qué pasa? Que el calor va a entrar todo el tiempo y hará que no enfríe el aire, eso a la larga termina haciendo trabajar mal al sistema acondicionador”, expresó.

“Lo mínimo que pueden parar estos buses es cada 500 o 800 metros. Pero como no hay paradas ni se señalizan donde el pasajero debe esperar, esto camina a un fracaso. El pasajero va a pagar G. 3.400 pero va a seguir con calor adentro”, añadió. Señaló que además de este problema, la falta de paradas termina por entorpecer el tráfico y hacer más lento el viaje, porque los micros paran en cada esquina. Para el empresario, esto significa mayores costos, porque una unidad gasta más litros de gasoil en los cambios menores (1ª o 2ª).

Para los directivos de la Ucetrama, esto hasta puede implicar una fuga de pasajeros, ya que al no parar un bus donde lo hace habitualmente el usuario se subirá a cualquier otra unidad convencional que lo lleve a destino.

Desde el Viceministerio de Transporte pidieron paciencia a los empresarios. El titular de la subsecretaría, Agustín Encina, indicó que están a la espera de una aprobación de Contrataciones Públicas para iniciar el llamado a licitación para construir 98 paradas.

Aseguró que la idea es que para agosto estén finalizados los nuevos sitios de espera de buses, que estarán ubicados –según el proyecto– en Rodríguez de Francia, Fernando de la Mora, Autopista, Aviadores del Chaco, España, Mariscal López y Félix Bogado.

Se excluye a Eusebio Ayala, ya que por ahí se harán con dinero del Metrobús, y a la Transchaco, porque en esa carretera ya se construyeron 33 refugios, una inversión de más de G. 1.000 millones de la ex Setama en 2013. “No es fácil, esto es una desidia que viene desde el siglo pasado. Queremos que se haga bien, que sean paradas cómodas y estamos gestionando con la Policía Nacional que las cámaras del 911 apunten a esas paradas y sean seguras”, dijo Encina.

ultimahora